Uso de las redes sociales en el aula - Ruta Maestra
Edición 12Tendencias

Uso de las redes sociales en el aula

El uso de las redes sociales ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Cabe preguntarse cuál es el fi n formativo que tiene su uso en la evaluación del proceso de enseñanza. En esta propuesta se plantean las características y ventajas de su puesta en práctica.

1.¿Por qué utilizar las redes sociales en el aula?

Algunas experiencias educativas en esta línea indican el alto componente motivador que puede tener el uso de las redes sociales en el aula (p. e. ÁlvarezFlores y Núñez, 2013; Ormart y Navés, 2014). Uno de los principales motivos es el cambio que supone en la búsqueda y la recepción de la información respecto a metodologías más tradicionales, ya que con las redes sociales el estudiante ha de convertirse en el propio generador de su aprendizaje De este modo pasará de ser un agente pasivo a uno más autónomo, consciente y competente (Lu y Churchill, 2014).

@tro de los aspectos que justifi ca su inclusión es la facilidad en el acceso a la información, no convirtiéndose el docente en el único poseedor de los conocimientos. Así, el profesor establecerá las estrategias metodológicas y dinámicas de actuación en el aula para que sea el estudiante el que busque, indague y refl exione sobre las temáticas abordadas (Sanabria, Castro, Area, Padrón y Pérez, 2013).

Este uso ha de ser regulado mediante una interacción entre docente-discente, aplicando feedbacks de carácter formativo que sirvan de orientación y mejora de las tareas Además, se parte de la ventaja de que el trabajo puede desarrollarse Uuera del horario lectivo, lo que conlleva una mayor capacidad de autogestión del estudiante y un aumento de las posibilidades de interacción con los compañeros.

Otro de los aspectos que puede hacer decantarse al docente por la incorporación de las redes sociales como herramienta de aprendizaje es la proUundización en la información, ya que permiten de manera muy sencilla que el estudiante contacte con otros usuarios afines, se generen Uoros de debate activos y se agrupen opiniones por ejes temáticos que vayan consolidando el aprendizaje generado en el aula (Villadiego, 2014).

En este sentido, y teniendo en cuenta la autonomía que el estudiante universitario ha de tener en la gestión de sus tareas, el empleo de redes sociales como complemento a la elaboración de blogs, wikis o páginas webs puede favorecer que el estudiante distribuya sus contribuciones en diferentes plataformas virtuales. Sin embargo, el empleo de estos instrumentos no es garantía de éxito por sí solo, ya que deben de estar asociados al uso de sistemas de evaluación formativos, abiertos y participativos (Lin y Lai, 2013). Será necesario delimitar criterios de evaluación iniciales consensuados con el alumnado que conlleven una participación activa y que generen una implicación y seguimiento a lo largo de la asignatura.

2.Algunos aspectos a tener en cuenta como herramienta de aprendizaje

Como establece Sciutto (2015), cuando se utilizan las redes sociales como elemento formativo es prioritario saber diferenciar entre el conocimiento en el uso de las mismas que tenga estudiante en su tiempo de ocio y la capacidad para extraer su potencial como vía Uormativa y de aprendizaje Aor lo tanto, desde el comienzo se han de delimitar las pautas de uso, concretando tanto sus fines como la manera de proceder periódicamente en la asignatura. De este modo se evitarán los problemas derivados de un empleo no correcto y extralimitado de los cauces académicos. Por ello, el docente ha de ser un miembro activo a lo largo del proceso, interactuando con el alumnado y abriendo nuevos enfoques y líneas de debate. Esto permitirá un control y regulación del trabajo, tanto del que se exige inicialmente, como del que se va desarrollando a lo largo de la asignatura.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la vinculación que ha de existir entre lo que se trabaja en el aula y lo que se demanda en las redes sociales, ya que según Madill, Gest y Rodkin (2013) hay que tener presentes dos aspectos clave: a) presentar metodologías que favorezcan la interacción entre la formación presencial y no presencial y b) abordar temáticas motivantes que impliquen al estudiante a buscar y compartir información. Si se cumplen estos dos criterios contaremos con uno de los factores más relevantes en la enseñanza como es la predisposición positiva del estudiante hacia el aprendizaje 4olvin y 3ullocZ, s{ru

6n esta línea, y tras crear un bagaje previo de conocimiento de los contenidos trabajados y del uso de las redes sociales, es cuando se fomentará la autonomía del estudiante hacia su uso regulado y consciente, sabiendo que toda información publicada quedará registrada y podrá ser justificada y argumentada en cualquier momento del proceso.

Pero sin duda, el factor más relevante que ineludiblemente ha de estar asociado al empleo de las TIC es el tipo de metodología docente y el sistema de evaluación empleado. Román, Cardemil y Carrasco (2011) comentan que carecería de sentido transmitir al estudiante la necesidad que tiene ser capaz de ser crítico con la información que se busca y comparte en la red y no implantar sistemas evaluativos acordes con el aprendizaje que pueden generar dichas prácticas.

Por ello, en el siguiente apartado se presenta el ejemplo de una experiencia llevada a cabo con el uso de la red social twitter en el ámbito universitario a través del uso de un sistema de evaluación formativa y compartida.

3.Ejemplo de una experiencia formativa en educación física

3.1 Contexto y participantes Esta experiencia se llevó a cabo en la Facultad de Educación de la Universidad de Burgos en el curso escolar 2013-2014. En concreto, se aplicó en la asignatura de Educación Física y su Didáctica de 2º curso del Grado de Maestro en Educación Primaria. Participaron 34 estudiantes, con una media de edad de 22.31 (DT 2.37).

4omo herramienta de aprendizaje y tratamiento de los contenidos se utilizó la red social de twitter a través del empleo de una evaluación formativa y compartida. Las características fundamentales de su tratamiento son:

  • De crea una hashtag en la asignatura, con el fi n de que cada grupo realice comentarios y aportaciones sobre los contenidos trabajados en el aula (mínimo 3 intervenciones semanales)
  • * Presencialmente en el aula se analizarán los comentarios de cada uno de los grupos, así como los links y enlaces a noticias o webs relacionadas.
  • * Cada grupo analizará los focos de debate generados en el aula, refl exionando en un blog sobre las propuestas metodológicas de 67 trabajadas
  • * 6l proUesor orienta el trabajo de análisis de cada uno de los grupos, facilitando el twitter de algunos de los autores más activos en este campo.

3.2 Opciones evaluativas de la asignatura En esta experiencia se proponen dos vías de evaluación iniciales. Una, basada en la evaluación formativa, que se articula a partir del uso activo del twitter y la retroalimentación tanto con el profesor como con compañeros y, otra, que no requiere la asistencia obligatoria a clase y que se fundamenta en la evaluación sumativa o fi nal

En la primera opción, los estudiantes adquieren un compromiso de asistencia, revisión y seguimiento de las redes sociales utilizadas en la asignatura. Cada uno de los grupos registra las horas invertidas semanalmente y se implica de manera activa en el proceso. Esta vía conlleva la realización de los debates grupales semanales en función de las intervenciones realizadas, extrayendo los aspectos más signifi cativos abordados para realizar cada uno de los procedimientos de evaluación de los que consta la asignatura. Por lo tanto, esta vía conlleva una mayor responsabilidad y seguimiento de las tareas.

Si alguno de los estudiantes no cumple alguno de estos requisitos, o bien lo decide desde el comienzo, pasará a la opción B o sumativa. En esta vía, los estudiantes no estarán obligados a utilizar las redes sociales como elemento formativo, al igual que la asistencia a clase Du califi cación se basa en la superación de una prueba fi nal que acredite el conocimiento de todos los contenidos abordados en la materia.

La propuesta de estas dos vías surge por dos motivos fundamentales; a) dar una alternativa a aquellos estudiantes que no quieran/puedan asistir al aula e implicarse de manera activa en el proceso de enseñanza y b) relacionar la vía de evaluación Uormativa con el aprendizaje de la estudiante y su motivación y autonomía.

3.3 Regulación del trabajo del estudiante Como ya hemos comentado anteriormente, los estudiantes que opten por la vía formativa adquieren el compromiso de llevar a cabo un seguimiento en la asignatura, utilizando las redes sociales como elemento formativo. El docente establece desde el comienzo una temporalización en la entrega de cada una de las tareas, permitiendo varias revisiones previas antes de la califi cación fi nal 6sto, uni do al seguimiento de los compañeros en las redes sociales semanalmente, permite una implicación del estudiante en aquello que aprende.

4omo complemento a esta Uorma de trabajo, cada uno de los grupos tiene la posibilidad de realizar entradas con las refl exiones grupales en el blog de la asignatura, algo que el docente utiliza como registro de cada uno de los posts (artículos) realizados por los estudiantes. Estas dos herramientas garantizan la regulación de las tareas de manera periódica para cada uno de los grupos, además de favorecer una intervención fuera del horario de lectivo, lo que garantiza un mayor número de posibilidades. Además se puede compartir con los compañeros el conocimiento que se vaya generando, algo que compaginado con la implementación de una metodología abierta y participativa favorece la refl exión de manera crítica a lo largo del proceso.

Además conlleva una mayor autonomía por parte del estudiante, ya que como es inherente al uso de las redes sociales, el usuario debe realizar por su cuenta la búsqueda de información y seleccionar y discriminar aquella que no le sea de utilidad.

3.4 Rol del docente y feedback establecido 6s Uundamental dejar patente que la clave de la experiencia no radica tanto en el uso de las redes sociales como en la metodología y el sistema de evaluación implantado en el proceso. La retroalimentación en las tareas y en las intervenciones desarrolladas por cada uno de los grupos se convierte en algo imprescindible para la adquisición del aprendizaje Es por ello que el docente ha de mantener un rol activo y de asesoramiento y supervisión para que las búsquedas y comentarios que se hagan se establezcan dentro de un ámbito educativo 6sta verifi ca ción por parte del proUesor se enUoca hacia la mejora de las tareas, buscando una mayor proyección de la enseñanza por medio de la profundización y la búsqueda en los medios digitales.

Mediante los usos de las escalas de valoración y las rúbricas de evaluación, los estudiantes conocen qué es aquello que tienen que realizar y la manera de llevarlo a cabo, lo que favorece además la implantación de procesos autoevaluativos y de evaluación entre iguales.

3.5 Resultados obtenidos Los resultados en esta experiencia son claramente positivos. El estudiante se siente satisfecho con el trabajo realizado y argumenta que el uso de las re des sociales de carácter formativo proporciona autonomía y motivación acerca del contenido. Además, los estudiantes consideran que la forma de proceder es aplicable a otras materias, ya que pueden interactuar con los compañeros y profesionales de dichas materias fuera del aula. Son conscientes de la necesidad de adquirir un rol activo, que resulta mucho más interesante que la mera recepción y memorización de los contenidos. Además valoran positivamente la transferencia de esta experiencia a sus futuras competencias profesionales.

4. Conclusiones Con esta experiencia se ha demostrado cómo el uso de las redes sociales como elemento formativo, asociado al empleo de metodologías abiertas y participativas, supone una mayor motivación hacia el aprendizaje por parte del estudiante, y deri va también en una autonomía más elevada.

El estudiante agradece que se le faciliten las rúbricas de evaluación de las tareas desde el comienzo, ya que de este modo sabe cuáles son los criterios que el docente califi cará y qué aspectos se han de mejorar en Uunción del rango de nota al que se pre tenda optar.

Las pautas delimitadas desde el comienzo en relación al empleo de la evaluación formativa son garantía de responsabilidad y compromiso por parte del estudiante, y le permiten a este comprobar que todas sus actuaciones tendrán sus consecuencias. Por lo tanto, para permanecer en la vía continua, deberá existir un trabajo general estructurado y re gulado desde la primera semana de la asignatura.

En este caso, y atendiendo a la formación inicial del profesorado, los futuros maestros han percibido esta experiencia como verdaderamente relevante y de utilidad para el futuro, ya que la educación ha de entenderse como un proceso de mejora grupal, en el cual se escuchan, proponen y debaten ideas de manera crítica y conjunta entre colegas de profesión. Además, el uso de las TIC tiene una repercusión directa en las etapas de formación infantil y de primaria, lo que nuevamente muestra la transferibilidad de esta experiencia.

Aor lo tanto, se ha observado cómo hay infi nidad de opciones para trabajar las nuevas tecnologías en el aula, si bien son la metodología y la evaluación aplicada por el docente las piezas fundamentales en todo el proceso educativo. En este caso la evaluación formativa y compartida garantiza ese seguimiento continuado para la implicación del estudiante.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Podría interesarte
Close
Back to top button