Edición 12Entrevista

Entrevista al Viceministro de Educación

La estrategia educativa implementada por el Ministerio de Educación “Siempre día E”, busca fomentar la excelencia académica en todos los ámbitos educativos y destaca la labor fundamental que cumplen los docentes como parte integral del proceso de transformación de la sociedad y del país. Así mismo, resalta la importancia del acompañamiento de los padres en la formación de sus hijos y el papel del Estado, en representación del Ministerio de Educación, que cumple con el deber de apoyar y brindar mejores herramientas que promuevan el mejoramiento de todo el sistema escolar. La puesta en práctica de este modelo de excelencia se apalanca en la evaluación como método de aprendizaje y como un proceso que debe ser llevado a cabo día a día con retroalimentación constante en las aulas de clase. Para entender mejor esta estrategia de excelencia educativa, con sus diferentes estrategias, como el Índice Sintético de Calidad y los Derechos Básicos de Aprendizaje, el Viceministro de Educación Preescolar, Básica y Media, Luis Enrique García de Brigard, lo explica para los lectores de Ruta Maestra

¿Cómo deben los maestros implementar día a día en el aula de clase la excelencia educativa para alcanzar las metas fi jadas en el día E?

R: El día E es un momento, es un día que puso a todo el país a pensar en la calidad educativa, pero no nos podemos quedar ahí. Por eso el Ministerio ha lanzado una estrategia que se llama “Siempre Día E”, porque se trata es de que todos los días sean días de la excelencia educativa.

Esta estrategia de Siempre Día E, lo que pretende es brindar herramientas a los maestros para que esa lógica de las pruebas Saber, que a veces son difíciles de aterrizar en el salón de clase, se conviertan en herramientas y mecanismos prácticos para que los docentes puedan transformar su práctica pedagógica, y llegar a lo que en este momento estamos buscando: que haya menos niños que se nos queden colgados y que todos los niños verdaderamente aprendan a los niveles que deberían estar aprendiendo en cada grado, que es un tema al que, no solamente aspiramos, sino al que tienen derechos todos los niños y las niñas de Colombia.

P: En el caso de los directivos ¿qué rol deben cumplir para garantizar la excelencia en la educación?

Los directivos tienen un rol importantísimo porque son los líderes de la transformación educativa. Siempre que yo hablo con rectores, a lo largo y ancho de Colombia, los invito a que centren el grueso de su labor en liderar la transformación de la práctica en el aula. Un directivo debería estar visitando los salones de clase, debería trabajar con sus docentes dándoles retroalimentación, generando mecanismos internos de evaluación, pensando no simplemente en castigar sino, fundamentalmente, en cómo hacer mejoramiento continuo tanto de los estudiantes como de los maestros. El rector está llamado a ser el líder de la transformación pedagógica y el grueso de su práctica debería enfocarse en eso.

Cuando yo me encuentro a rectores que pasan mucho tiempo en su ofi cina de rec toría les digo: “Rector, Rectora, hay que salir de la rectoría, hay que visitar los salones de clase, hay que reunirse con los maestros porque ahí es donde se encuentra la transformación verdadera”.

P: En el caso de los padres de familia, ¿cuál es el rol que estos cumplen en este camino hacia la excelencia educativa?

Jo siempre he dicho que la mejor llave para una calidad educativa es: un colegio de buena calidad y una familia involucrada en ese proceso educativo. A veces siento que en Colombia nos tiramos la pelota, entonces los padres de familia dicen “es que en el colegio no les enseñan” y en los colegios dicen: “es que la familia no se involucra”. Yo creo que eso es un grave error, hay una alianza, una sociedad muy poderosa, que es un colegio trabajando por la educación y unos padres de familia involucrados en ese proceso.

No hay nada más poderoso que un padre de Uamilia que le lee a su hijo en la no che, que trabaja en el proceso de hacer las tareas, que se involucra y se preocupa por ese proceso. Esa es una de las razones por las cuales el Ministerio lanzó los ‰Derechos 3ásicos de Aprendizajeˆ, un mecanismo que precisamente empodera a los padres de familia de Colombia, para que no simplemente manden a sus hijos al colegio, sino que además los manden sabiendo qué van a aprender y participen en ese proceso. En esta sencilla cartilla de los Derechos 3ásicos de Aprendizaje, está todo lo que deberían aprender, los conocimientos básicos que cada niño debería conocer desde primero hasta once: en matemáticas y lenguaje 6s un documen to escrito en un idioma que es muy sencillo y que todos los padres de familia pueden entender, para que puedan participar activamente en ese proceso.

P: Más allá de las pruebas estandarizadas como la prueba Saber, ¿cómo debería ser el proceso de evaluación en el aula para garantizar un mejoramiento continuo en el proceso de aprendizaje de los estudiantes?

Las evaluaciones estandarizadas nos sirven como un mecanismo para ver cómo está el sistema, cómo está el colegio en general, pero estas, verdaderamente son lo de menos en el proceso educativo. Un buen maestro, un buen rector, sabe que la evaluación es un tema que tiene que ocurrir todos los días, que tiene que haber un proceso en el que se evalúa, se revisa si hay aprendizaje, se retroalimenta, se adoptan estrategias distintas de evaluación de manera constante. Eso es lo que llamamos evaluación formativa, y eso debe ocurrir todo el tiempo en el salón de clase. En un salón de clase donde se enseña pero no se evalúa, seguramente el aprendizaje no está teniendo un buen pro ceso. Luego como Estado tenemos unas pruebas estandarizadas, pero eso debería ser un mínimo porcentaje de la verdade ra evaluación formativa que ocurre en el seno del colegio, la cual es diseñada por los profesores y los directivos con el único propósito de apalancar y de fortalecer el aprendizaje de los niños y las niñas

P: Sabemos que el hecho de que los estudiantes estén más expuestos a retroalimentación permanente se correlaciona con un mejor aprendizaje, pero, ¿realmente los maestros tienen el tiempo y las herramientas para brindarle a cada estudiante ese proceso de retroalimentación?

Ciertamente el tiempo está presente, los docentes tienen una carga de veintidós horas a la semana de su jornada completa laboral de cuarenta horas, tienen las otras dieciocho horas para todas las otras tareas que son, por supuesto, la planeación, la evaluación y una muy importante: la retroalimentación. Cuando un estudiante tiene ese docente que va, que lo retroalimenta, que al hacer la evaluación le dedica el tiempo ya sea por escrito o en persona para contarle cuáles son las fallas que está teniendo, dónde debe mejorar, ese estudiante tiene un desempeño muy poderoso hacia futuro.

6n lo que debemos mejorar indiscutible mente, y en eso estamos trabajando desde el Ministerio, es en dotar a los docentes de mejores herramientas para que estas les permitan brindar esa retroalimentación. De hecho, el Ministerio tiene que retroalimentar mejor a los colegios 6n la medida en que el >inisterio haga este ejercicio, seguramente eso se traducirá en un mejor trabajo en el salón de clase Fn tema que ha comenzado con esta estrategia de Siempre Día E es el completo rediseño del informe de resultados de las Pruebas Saber que llega a los colegios. Antes les llegaba un informe sobre el cual todos los maestros nos decían “que eso no lo entendía nadie, que eso solo lo entendía un estadístico”.

Ahora mismo estamos haciendo un informe muy diferente, didácticamente pensado, colorido, bien diagramado, de tal manera que simplemente, como dicen: “todo entra por los ojosˆ 6s así que, en Uorma visual, los maestros podrán entender realmente dónde están las falencias de su establecimiento, además de aprender mecanismos y estrategias muy concretas de mejora, luego lo deben hacer desde el Ministerio, lo deben hacer desde las secretarías, lo deben hacer los rectores y también lo deben hacer los docentes con sus estudiantes.

P: Más allá del proceso de retroalimentación la clave son los planes de mejoramiento que se defi nen para fortalecer los procesos de aprendizaje, ¿en cuanto a estos planes de mejoramiento se incorpora algún recurso que apoye a los maestros en esa tarea?

Sí, la estrategia de Siempre Día E es precisamente toda una estrategia que se enfoca en trazar herramientas. El Día E fue el origen de ese proceso, en el Día E los ejercicios que planteábamos, junto con los talleres que estaban pensados para hacer en todos los colegios, tenían unos recursos muy específi cos donde decía‚ ¿cuáles son las metas? ¿Cuáles son las rutas para adelantar esos planes de mejo ramiento? Siempre el Día E profundiza en ese proceso, les lleva herramientas a los colegios en esa dirección. Y, por supuesto, recordemos las otras estrategias que tiene el Ministerio como el programa Todos a Aprender, que está impactando a noventa mil maestros y que tiene un foco muy particular en cuanto a estrategias de aula que incluyen, por supuesto, los planes de mejoramiento

P: ¿Los planes de mejoramiento deberían ser personalizados por estudiante?

Uno de los temas que hemos descubierto en los años recientes de investigación en educación, es que es posible personalizar sin que eso signifi que que hay que tener un profesor por cada alumno, sino que hay estrategias muy claras que están a la mano de los profesores, que le permiten a un profesor hacer personalización a la vez que maneja grupos de estudiantes, de los típicos que hay en un salón de clase. Luego la personalización no necesariamente signifi ca el trabajo uno a uno, sino entender cuáles son los distintos grupos de estudiantes que hay dentro del salón, diUerentes estilos de aprendizaje, diUeren tes difi cultades, y manejar creativamente el salón de clase para que cada grupo de estudiantes, a la hora de trabajar, tenga diferentes retos que estén asociados a su etapa de aprendizaje y a las posibles difi cultades que pueda estar teniendo.

En eso también tenemos un importante reto y es que nuestros docentes estén formados en este tipo de estrategias. Uno de los temas a los que le apuntamos particularmente es al programa de becas para docentes. Miren ustedes, casi todos los programas de maestría que tenía Colombia eran programas de investigación y no programas de profundización. La diferencia entre uno y otro es que el programa de investigación consiste, como su nombre lo indica, en investigar sobre pedagogía. Mientras que los programas de profundización se centran en la práctica de aula. Todos los programas de becas para docentes que está otorgando el Ministerio de Educación son de profundización, para darle a los maestros herramientas concretas del aula de clase que les permitan enfrentarse a todos los retos de personalización, retroalimentación, mejo ramiento de evaluación, etc.

Cierre: La evaluación no es un mecanismo ajeno al proceso educativo, la eva luación es parte integral del proceso de aprendizaje =a evaluación es una de las palancas que movemos en la educación para aprender más, para aprender mejor y para que los derechos de aprendizaje de los niños se respeten cabalmente. En este >inisterio trabajamos sin descanso para darle una nueva cara al sistema de evaluación, una cara que esté enfocada en este método como formación.

Entrevista Viceministro de Educación Preescolar, Básica y Media, Luis Enrique García de Brigard http://www.santillana.com.co/ rutamaestra/edicion-12/indice-sinteticocalidad-viceministro-educacion

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Close
Back to top button
Close