La transformación educativa pasa por la interactividad - Ruta Maestra
Edición 32Especial Transmedia

La transformación educativa pasa por la interactividad

Si eres docente, descubre cómo hacerlo fácilmente con Genially

Cuando hablamos de transformación educativa enseguida nos viene a la mente la palabra mágica “innovación” y automáticamente la asociamos a:

  • Usar metodologías activas de aprendizaje en el aula.
  • Poner a los estudiantes en el centro para que sean los auténticos protagonistas de su aprendizaje.
  • Evolucionar el rol docente, para que los maestros pasen de ser meros transmisores de conocimientos a mentores o guías del proceso de aprendizaje de sus alumnos.
  • Crear contenidos, recursos y actividades que propicien un aprendizaje significativo.
  • Incluir la tecnología e incorporar lo digital.
  • Apostar por modelos de evaluación formativa.
  • Transformar, incluso, los espacios físicos y hacerlos más flexibles para que aprender sea una experiencia más abierta y gratificante para el alumnado.

Sin duda todo lo anterior forma parte de la transformación educativa. Pero no debemos olvidar que el verdadero reto para la Educación es entender el contexto en el que se desarrolla, ser permeable a los cambios, adaptarse y preparar a los estudiantes para desenvolverse en la sociedad que les ha tocado vivir.

Es indiscutible que la situación creada por la COVID-19 ha evidenciado y acelerado la necesidad de transformar el contexto de la Educación. Por un lado, en lo que se refiere a la adopción, por parte de la comunidad educativa, de aquellas competencias, herramientas, estrategias y conocimientos necesarios para responder a un entorno, cuando menos incierto. Por otro lado, en rediseñar el modelo educativo pre-COVID y generar un nuevo modelo, que integre de forma fluida lo que ocurre en el aula presencial con lo que ocurre en el nuevo espacio virtual.

Estamos ante un escenario sin precedentes en el que, como docentes, tenemos la oportunidad de valorar todo lo que hemos aprendido durante este convulso período. Y una de las grandes lecciones sin duda ha sido perder el miedo a la tecnología. No nos ha quedado otra que abrazarla y, por fin, hemos entendido que nos puede ayudar en nuestra labor docente, que podemos ahorrar tiempo si la usamos y que, en ningún caso, nos puede sustituir. Es más, que bien utilizada la tecnología nos puede empoderar.

Somos conscientes de que la tecnología puede facilitar esta transformación, pero siempre que vaya acompañada de una intervención pedagógica y de unas directrices orientadas a impulsar la motivación, la atención, la curiosidad, el descubrimiento, la autonomía y la creatividad de nuestro alumnado. La tecnología sin pedagogía probablemente aporta poco al aprendizaje, ya que distrae más que centrar.

Es nuestro papel como docentes dotar de pedagogía a la tecnología, utilizar las herramientas y plataformas digitales para conectar, motivar y hacer partícipes a nuestros estudiantes del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Motiva e involucra a tu alumnado desde el primer día, ya sea en un entorno de aprendizaje presencial, online o blended.

Por esta razón una plataforma como Genially se puede convertir en nuestra aliada perfecta, ya que si la utilizamos en nuestra práctica docente vamos a conseguir generar un aprendizaje interactivo y bidireccional, ya sea en modalidad presencial, online o blended.

Soy docente, ¿para qué puedo utilizar Genially?

Seguro que conoces a algún compañero o compañera que hace geniallys y te ha contado lo bien que funcionan con su alumnado. Incluso puede que te hayas planteado el propósito de empezar a usar la plataforma, pero te surgen dudas sobre para qué utilizarla, por dónde comenzar, si serás capaz de hacerlo o si te ocupará mucho tiempo.

Desde ya te decimos que, con Genially, todos somos capaces de hacer recursos y contenidos digitales geniales de una manera muy sencilla. Sí, sencilla… y rápida. Porque para usar Genially no hace falta tener conocimientos de programación ni de diseño, ya que tienes miles de plantillas creadas para la comunidad educativa y listas para utilizar.

Vamos a darte algunas ideas de para qué podemos utilizar Genially en nuestro día a día como docentes:

Para impartir nuestras clases. Anímate a crear una diversidad de contenidos y recursos didácticos digitales, dinámicos e interactivos para transmitir tu conocimiento a tus alumnos. Es perfecto para complementar los contenidos que te proporciona Santillana.Puedes crear presentaciones, mapas conceptuales, infografías, líneas del tiempo, imágenes interactivas, tarjetas didácticas, video presentaciones, galerías de imágenes, … y todo lo que te puedas imaginar.Ve más allá del papel o de la clásica pizarra y capta la atención de tus alumnos, hazlos partícipes interactuando con tu contenido y personalizando su aprendizaje.Por ejemplo, ¿quieres preparar las actividades del día a día de una manera visual y divertida? Hazlo con esta plantilla de pizarra, pensada para acabar con toda distracción. Contiene el efecto tiza, las animaciones y todos los recursos necesarios para activar tus clases.

  1. Para gamificar y dinamizar nuestras clases. Plantea en tus clases dinámicas que incluyan recursos gamificados y anímate a introducir el aprendizaje basado en juegos en tu aula. Lograrás que tus alumnos se motiven y quieran aprender más y más.Construye una experiencia de aprendizaje divertida y estimulante, en la que invites a tus estudiantes a resolver retos y misiones de manera individual o colaborativa. Ellos estarán asimilando conocimiento casi sin darse cuenta y pondrán en práctica habilidades como la toma de decisiones, la resolución de problemas y el pensamiento crítico.Por ejemplo, puedes jugar con tus alumnos uno de los juegos de mesa más famosos, ¡pero de forma digital! Usa esta plantilla para enseñar nuevos contenidos jugando, o incluso para repasar los contenidos clave de un período escolar. También es genial para fomentar el trabajo en equipo, si les motivas a encontrar la respuesta correcta en grupo.Seguro que también eres muy aficionado a los escape rooms y breakouts educativos. Mediante estas dinámicas los estudiantes aprenden a ser más independientes: si logras que se sumerjan en el juego, se olvidarán de que existes durante su desarrollo, interactuando entre sí para resolver los retos. Fomentar la interdependencia del grupo mejorará también el clima del aula.Por ejemplo, en esta divertida gamificación, tu grupo de alumnos se adentra en una gran misión: recuperar las obras de arte que han sido robadas en un museo.
  1. Para que nuestro alumnado aplique y practique lo aprendido. Si quieres que tus alumnos recuerden, comprendan, apliquen, analicen y evalúen lo aprendido, una manera muy sencilla de hacerlo es planteándoles quizzes de respuesta cerrada, con una o varias alternativas posibles.Por ejemplo, si quieres que refuercen cualquier tipo de concepto que les resulte complicado, ¿te imaginas hacerlo con este quiz ninja? Recuerda incluir un buen feedback, para apuntalar lo aprendido y ayudarles a reflexionar sobre sus respuestas. ¡Seguro que te pedirán más!Impulsa la cultura maker y las competencias digitales entre tus alumnos de manera divertida. Proponles utilizar Genially para realizar sus propias creaciones digitales. No dejes que se aburran haciendo las típicas presentaciones. Estimula su creatividad invitándoles a crear todo tipo de contenido digital interactivo en el que podrán insertar videos, animaciones, gifts, audios… Pondrán en práctica lo aprendido construyendo su propio conocimiento. ¡Te van a sorprender!
  1. Para planificar y gestionar tu día a día. Es fundamental planificar y programar las actividades de tu asignatura teniendo en cuenta el contexto de enseñanza, las características de tu alumnado, sus necesidades, sus estilos de aprendizaje, etc., para que realmente puedas alcanzar las metas que te has propuesto.

Por ejemplo, una buena e innovadora técnica son los paisajes de aprendizaje. Esta potente herramienta educativa se fundamenta en el punto de encuentro entre la teoría de las inteligencias múltiples y la Taxonomía de Bloom. Te permitirá programar actividades obligatorias, opcionales o de refuerzo que tengan conexión con el currículo y que, además, permitan que el paisaje sea adaptable y personalizable para nuestros alumnos. ¡Programa las actividades de tus clases con un paisaje de aprendizaje!

Establece estrategias para la mejora de la gestión del aula que además podrás compartir fácilmente con tus estudiantes. Desde sencillas normas que regulen los comportamientos más frecuentes, hasta el horario semanal con las asignaturas y las tareas que tienen que realizar.

Y ahora que está terminando el curso escolar ¿qué tal si sorprendes a tus estudiantes y a su familia con una orla para que se lleven un bonito recuerdo?

Tú, mejor que nadie sabes que tus alumnos se fijan más en lo que haces que en lo que dices, por eso predicar con el ejemplo es tan eficaz en educación.

Genera experiencias de aprendizaje únicas, significativas y memorables que motiven a tus estudiantes a la vez que apuntalan su conocimiento. Aprender no tiene porqué ser aburrido. Sé tan creativo como ellos y hazlo de una manera simple. Está a tu alcance. No dejes nunca de sorprenderles y déjales que te sorprendan. El aprendizaje es bidireccional. Anímate y prueba, en Genially te estamos esperando. RM

Concha Roldán

Head of Editorial sector at Genially, plataforma EdTech que facilita la creación de contenidos interactivos y que es utilizada por más de 15 millones de usuarios en 190 países. Especialista en innovación educativa, transformación y estrategia digital de productos, negocios y equipos. Experta en Educación digital y diseño de modalidades formativas e-learning y blended learning.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button