Pensamiento de diseño ¿Puede un concepto de diseño e ingeniería industrial aplicarse a la educación para promover las habilidades del ciudadano del siglo XXI? - Ruta Maestra
Edición 9Tendencias

Pensamiento de diseño ¿Puede un concepto de diseño e ingeniería industrial aplicarse a la educación para promover las habilidades del ciudadano del siglo XXI?

A usted que está al otro lado leyendo estas líneas, quiero confesarle lo si­guiente: usted es la experta o el ex­perto en educación. Por el contrario, mi especialidad consiste en transferirle una serie de herramientas para ayudarle a encontrar so­luciones novedosas con impacto en aquellos retos que desee emprender.

Lo que vengo a contarle no me atrevería a llamarlo un “modelo pedagógico”, usted que acostumbra a lidiar diariamente con estos conceptos determinará si lo es o no.

Mi objetivo es contarle, desde una disciplina probablemente no muy alejada de la suya, un “cómo” que podría facilitarle navegar de manera transversal a través de los diversos modelos pedagógicos existentes 1, integrar el desarrollo de habilidades inherentes a cada uno de ellos y por ende, por qué no, a base de práctica y repetición, hallar una nueva forma de diseñar e implementar proyectos transfor­madores: diseñar un nuevo sistema pedagógico.

 

Puedo garantizarle que esta aproximación de “cómo” en la acción y repetición, pone en la práctica la mayoría de tendencias y enfoques actuales, mas no nuevos, como el aprendi­zaje empírico o por indagación (Inquiry-ba­sed learning) 2, por proyectos (Project-based learning) 3 y aprendizaje comunitario, local o ambiental (Place-based learning) 4. También le garantizo su infalibilidad en los procesos pero no en los resultados, aunque en estos úl­timos, el propio proceso garantiza una reduc­ción ostensible del márgen de error frente a otras metodologías.

Estamos hablando entonces, de un enfoque denominado “Pensamiento de diseño” (Design thinking) y su aplicación a través de la práctica del “Diseño centrado en las personas” (Human centered design). Para su explicación, nos cen­traremos en el caso de una organización da­nesa. Previamente, para partir de un lenguaje común, haremos hincapié en el porqué y el para qué y, posteriormente, nos concentrare­mos en cuáles son los factores o condiciones previas para su exitosa implementación.

¿Por qué? ¿De dónde partimos?

Para comprender por qué y cómo el “Pen­samiento de diseño” es una aproximación adecuada para el desarrollo y fomento de las habilidades del ciudadano del siglo XXI, es imprescindible que partamos de un punto en común, de un mismo entendimiento del con­texto, aunque no se comparta dicha tesis.

Desde hace algunos años y a nivel mundial, el anacronismo y obsolescencia del sistema edu­cativo ha dejado de ser un secreto a voces para convertirse en un reto local y común, y dar pie, en muchos lugares, a una discusión en torno a este gran desafío, más allá de informes y lista­dos. Y cuando menciono la palabra “lugares”, no solo me refiero a la ubicación geográfica sino a una conceptual. El tema ha dejado de ser una cuestión exclusiva del sector educa­tivo, para ubicarse en el centro de la sociedad. Sin embargo, aunque todos parecemos estar de acuerdo en la necesidad de un cambio 5, otra cosa sucede en cuanto al qué, el cómo, quién, para qué, cuándo y su alcance.

Las alarmas se han disparado hasta en aque­llos países pioneros y que observamos desde la palestra con la baba caída. Altas tasas de deserción escolar, universitaria y desempleo juvenil, incluso para los estándares a los que están acostumbrados y los que desean. Es más, se ha acuñado una nueva categoría mundial: los NiNis, ni estudian ni trabajan.6

Un 39% de los empleadores no encuentran a los candidatos que cumplan sus expectativas y un 65% de los jóvenes recién incorporados al sistema laboral considera que los estudios que realizaron no cumplen con sus expectativas.7

Sería irreverente e incluso irresponsable afir­mar que el gran desafío educativo se debe a un solo factor o a un único culpable, pues es justa­mente todo lo contrario y lo que, en el mundo del diseño, se denominaría un problema com­plejo (wicked problem).

Aunque no es este el espacio para indagar en el ecosistema y todas las aristas que presenta este inmensurable reto, sí podemos hacer hin­capié en un hecho que se suele dar por sentado y que podría no recibir la relevancia y visibili­dad que merece.

Si le pido que rememore imágenes de edifi­caciones que correspondan a planteles edu­cativos, fábricas, cárceles y hospitales, tanto por dentro como por fuera y sin importar el lugar del mundo, ¿podría identificar rápida­mente sus similitudes? Si le resulta difícil de visualizarlos, le invito a que realice la bús­queda de imágenes utilizando un buscador online 8.

Expertos en educación como Ken Robinson, Sugata Mitra o Seth Godin, entre tantos 9, sugieren una alta correlación entre la falta de motivación de los estudiantes y un sis­tema educativo diseñado para la mentalidad y estructura de la sociedad industrial.

Estamos hablando entonces, de un enfoque denominado “Pensamiento de diseño” (Design thinking) y su aplicación a través de la práctica del “Diseño centrado en las personas” (Human centered design).

Dicho sistema educativo imperante a nivel global, en el que usted, sus alumnos y yo nos hemos formado, tiene sus raíces en una so­ciedad de hace más de 120 años. Nace de la mano de la segunda revolución industrial, ideado para mejorar la productividad de los trabajadores y, así mismo, la eficiencia de las industrias. Es una sistema educativo basado en el ensamblaje en línea. Asimismo, este se inspira en el sistema militar prusiano del siglo XVIII, del cual también nacen los hos­pitales. ¿Ahora comprende por qué quería que hiciera el ejercicio de visualización?

Todo es a semejanza de un ejército y a su vez, de un ejército de trabajadores indus­triales. Entre más estandarizado, mejor. Este sistema educativo cuando pasó a ser potestad del sistema público y se decretó su democratización y derecho para todos, sir­vió para diseminar rápidamente (aunque hoy aún encontremos altas tasas de analfa­betismo en algunos lugares del mundo), un conocimiento mínimo pero necesario.

Sin embargo, 100 años después y ad portas de lo que algunos insisten en llamar la Tercera revolución industrial —aunque yo prefiero lla­marla la Primera revolución del conocimiento, valga el eufemismo—, las diferentes socieda­des se enfrentan a nuevos retos cada vez más complejos.

Entonces, ¿qué es lo que ha variado tanto en la última centuria para que el sistema educativo actual ya no soporte más reformas y demande más bien “transformas”?

¿Para qué?

La velocidad de cambio de los últimos 110 años ha experimentado un crecimiento ex­ponencial 10. No solo la población mundial se ha cuadruplicado, pasando de 1750 mil mi­llones de habitantes en 1913 a más de 7000 mil millones en 2013, si no que los avances en ciencia y tecnología han pasado de ser inno­vaciones 11 disruptivas 12 esporádicas, a mu­chas variaciones incrementales continúas. Se ha dado una acumulación de conocimiento tal, que ha derivado en una aceleración de los hallazgos y sus usos con impacto.

Si el futuro suele ser incierto, ahora lo es más. No solo nos enfrentamos a las consecuencias de uso y tratamiento de recursos para una po­blación mundial sin precedentes si no que los cambios, por ser tan veloces, provocan que la información y mucho del conocimiento rela­cionado queden obsoletos rápidamente.

Hasta hace menos de 15 años aún se aseguraba que las funciones neurológicas estaban dividi­das en dos hemisferios. Hoy sabemos que no es así 13. También se ha demostrado que no hay una sino múltiples inteligencias 14, aunque se siga tratando como teoría. Dicen, que si nues­tros abuelos tuvieron una profesión y un tra­bajo, y nosotros tenemos cuatro profesiones y siete trabajos, los que hoy tienen 5 años, se estima que tendrán más de 15 de trabajos y muchas profesiones que aún no hemos inven­tado 15.

Los retos asociados a una población de 11 mil mi­llones de habitantes en el año 2100 16 son incon­mensurables. Uno de ellos, relacionado con el cambio climático. Los países más afectados por el cambio climático serán los ubicados sobre la franja del trópico de Ecuador 17, y se estima que en Colombia se comenzarán a sentir los efectos con mayor fuerza sobre el año 2025.

Ante semejante panorama, se demandan otro tipo de habilidades acordes a los nuevos desa­fíos.

¿Y cuáles son esas habilidades demandadas en el siglo XXI?

Más allá del conocimiento profundo o ex­pertise en una disciplina, las habilidades de los ciudadanos del siglo XXI 18 están relacio­nadas, según The Young Foundation, con la empatía, la colaboración, la resiliencia y el pensamiento creativo.

En el cuadro de la página que sigue, se re­sumen —en comparación con el sistema vi­gente— las consecuencias de la aplicación de este enfoque en el aula: cómo las habilidades mencionadas se ven traducidas en las caracte­rísticas de un nuevo sistema educativo.

Es importante anotar que, tal y como lo verá en mayor a detalle a continuación, el reto está en mezclar, en conjugar dos mundos aparen­temente opuestos 19 y desarrollar así el pen­samiento integrador (integrative thinking). Por ejemplo, se da por sentado que las “3r” lectura (reading), escritura (‘riting) y mate­máticas (‘rithmetic) son indispensables pero ya no suficientes.

¿Cómo puede entonces el “Pensamiento de diseño” fomentar y desarrollar dichas habili­dades?

¿Qué es?

El “Pensamiento de diseño” (Design thinking) es ante todo, una actitud, una mentalidad que se implementa a través de metodologías de “Diseño centrado en las personas”.

Su raíz no está clara, y aunque hay referencias al término ya desde los años setenta 20, se ha puesto en boga desde hace unos diez años, presuntamente a partir de una entrevista al fundador —David Kelley— de una de las agencias globales de innovación y diseño más “marketinianas” del mundo: IDEO. Aún así, otros muchos le atribuyen el término y fama en el mundo de los negocios clásicos alejados del diseño, a Roger Martin. Canadiense, mano derecha del CEO de Procter&Gamble durante sus años de reconversión y resurgimiento, y dean de Rotman School durante varios años.

Lo cierto es, que provenga de donde provenga no es un aproximación a la innovación nueva pero sí novedosa en muchos ámbitos y secto­res. Tal y como su nombre lo indica, el “Design thinking” es más que un método para diseñar e implementar proyectos transformadores.

Llegados a este punto, es necesario mencionar la paradoja del título y la invitación: si preten­demos huir de un sistema heredado de una so­ciedad que ya no existe, la industrial, ¿por qué una aproximación que viene de una disciplina llamada “ingeniería y diseño industrial”, debe­ría encajarnos?

El secreto estaría pues, no en el resultado sino en el proceso. El “Pensamiento de diseño” es una estructura mental, una forma de pensar de algunos diseñadores e ingenieros industria­les vinculados a los sectores tradicionalmente más innovadores del siglo XX. Y esa forma de pensar y de actuar se ha traducido en un mé­todo que, aunque no resulta infalible, sí reduce el margen de error ostensiblemente durante el proceso y es de simple, más no fácil, aplicación.

El “Design thinking” o “Pensamiento de di­seño” sirve para hallar soluciones novedosas y con impacto en problemas difusos o com­plejos, cuya raíz no está clara y suele tener muchas aristas 21. Al fin y al cabo, innovar es resolver problemas o conflictos 22 de una forma creativa, ya sea diseñando una nueva aproximación disruptiva o incremental de sistemas, procesos, productos o servicios, que den respuesta a una necesidad del usuario final, de las personas.

El “Design thinking” o “Pensamiento de diseño” sirve para hallar soluciones novedosas y con impacto en problemas difusos o complejos, cuya raíz no está clara y suele tener muchas aristas.

¿Para qué sirve?

La aplicación del “Pensamiento de diseño” im­plica la utilización práctica del pensamiento crítico convergente, y del pensamiento crea­tivo divergente. Es un proceso que no es lineal sino circular e iterativo 23: no es necesario co­menzar siempre en la misma fase pero una vez recibido el insumo de la realimentación del prototipo y piloto, se regresa a fases anterio­res para afinar el diseño y converger en una solución lo más eficaz posible. Fomenta la in­vestigación y el ensayo rápido, por medio de una cultura de prototipado para que se falle pronto y en pequeño. Al fin y al cabo, se aprende haciendo y siempre centrado en el usua­rio final.

La anterior caracte­rística, enfocarse en el usuario (hu-man / user cen­tered design) y en el proceso, y no en la solución ya sea mediante un sistema, producto o servicio, es la que le confiere al “Pensamiento de diseño” su esencia. No solo en el proceso en sí mismo sino en su ejecución, por medio de la configuración de un equipo multidisciplinar y de inteligen­cias múltiples que se manifieste en diversidad de habilidades y competencias. El trabajo en equipo colaborativo, y no en grupo, es innego­ciable.

¿Por qué “Diseño centrado en las personas”?, porque hace un siglo cuando Schumpeter in­troducía el concepto de innovación y durante muchas décadas posteriores, el proceso se cen­traba en el producto o servicio, mientras que ahora se hace en las personas. Este giro meto­dológico implica el desarrollo de otras compe­tencias que antes no se tenían en cuenta, así como el uso de herramientas relacionadas con la sociología y la antropología.

De esta forma, en el contexto educativo sirve para diseñar un nuevo modelo pedagógico, pasando por la planificación anual, el redi­seño de espacios físicos como los destinados al encuentro del personal docente o las propias aulas, una aplicación para mantener informa­das a las familias de los progresos de los estu­diantes, hasta el diseño novedoso con impacto de una asignatura.

Es una metodología eminentemente prác­tica, en la cual el profesor orquesta, desde la sombra, como facilitador y guía a través del proceso, para que sean los estudiantes junto con sus equipos los que hagan los hallazgos y construyan las posibles soluciones. Sirve para elevar los niveles de pensamiento analítico y creativo, desarrollar empatía, crear sentido de pertenencia y apropiación, mayor participa­ción y colaboración.

El proceso tiende a ser bastante caótico al principio y avanza en ciclos de divergencia y convergencia, acotando en cada paso las posi­bilidades y centrándose solo en aquellas que tienen más opciones. Esto deriva, con la prác­tica, en un mejor manejo de la incertidumbre sin ansiedad, desarrollo de habilidades de ne­gociación y toma de decisiones, entre otros.

La mentalidad de prototipado a través de todo el proceso, resulta en una disminución de la aversión al riesgo y menor sesgo hacia la pena­lización del error o fallo, pues se entiende que es parte del recorrido, aunque se falla rápido y en pequeño.

Es una metodología transversal y que permite la incorporación de otros métodos y herra­mientas, lo cual la hace muy flexible y rica. Dicha flexibilidad también se traduce en su aplicación: se puede poner en práctica dise­ñando para los estudiantes o, co-creando y participando con los estudiantes.

La anterior característica permite que otras aproximaciones como la educación integral propiciada por la iniciativa de Vicky Colbert, el aprendizaje por proyectos y en relación a la co­munidad, se incorporen en mayor o menor me­dida según la complejidad que se desee abarcar

¿Cómo funciona?

El resultado de teclear las palabras “Design thinking” o “Pensamiento de diseño” en un buscador de Internet arroja un sinfín de re­ferencias en artículos, cajas de herramientas e imágenes. Su representación gráfica es va­riada pero constante 24 .

Puede que unas veces sea una representación gráfica en un círculo para explicar su caracte­rística de continuidad e iteración; otras, una madeja de lana que se va desenredando en el proceso para ilustrar que se parte del caos y se avanza hacia una solución desconocida; o una secuencia de rombos unidos entre sí para re­presentar los momentos de convergencia y di­vergencia. Lo que sí suelen ser prácticamente idénticos son los momentos o fases por los que transcurre todo el proceso.

Para enfocarnos en el objetivo que nos compete, utilizaré la representación del modelo de “INDEX: Desig to Improve Life Education”.

El proceso comienza con un reto o desafío que se contempla como una oportunidad. Como dice Annette Diefenthaler, “optimismo es cuando los diseñadores ven los problemas como una oportunidad de cambio”. Según se ha mencionado anteriormente, el proceso suele ser convergente-divergente e iterativo, es decir, se están probando todo el tiempo los hallazgos y con las observaciones y realimen­tación recibida, se modifica el diseño original. No es un proceso lineal.

En este punto, si tuviera la oportunidad, le sugiero ver el siguiente video: http://vimeo. com/42259136

En este caso, la ruta consiste en cuatro gran­des fases: preparar, percibir, prototipar y producir. En cada etapa se evalúan y cuestio­nan la forma, el impacto y el contexto de las decisiones que se están tomando. Al final de cada fase, se debe cerrar con una reflexión y retroalimentación entre pares y grupal para garantizar un entendimiento común y parejo. Cada etapa inicia en modo divergente y debe finalizar en modo convergente. Según las ne­cesidades y restricciones de cada reto, se pon­drán en práctica unas herramientas u otras.

Se inicia entonces con la fase de preparación y entendimiento del proyecto. En esta etapa los participantes acotan un primer posible reto y planifican el resto del proceso. Se forman equipos.

De esta forma, en el contexto educativo sirve para diseñar un nuevo modelo pedagógico, pasando por la planificación anual, el rediseño de espacios físicos como los destinados al encuentro del personal docente o las propias aulas, una aplicación para mantener informadas a las familias de los progresos de los estudiantes, hasta el diseño novedoso con impacto de una asignatura.

La siguiente fase es el momento de la percep­ción. Se observa e investiga. Los participantes se familiarizan con el reto y cómo este afecta a las personas. Al finalizar esta etapa, estarán en la capacidad de redefinir el reto inicial ajustán­dolo o acotándolo aún más a los hallazgos que hubieran encontrado. La empatía y la escucha activa son cruciales en esta etapa.

Posteriormente se entra a la fase de prototi­pado. En esta etapa los participantes diseñan, visualizan y prueban posibles soluciones al reto planteado. Se inicia con un proceso de ideación y finaliza con el prototipo. Una vez esté listo el prototipo, se regresa a la etapa de percepción para validarlo, probar y recibir re­troalimentación de lo hasta ahora se ha ideado y definido. Una vez se recibe la retroalimenta­ción, se itera y se pasa a la fase de producción del piloto.

En la fase de producción, se cierra el proceso y se producen las soluciones diseñadas para enfrentar el reto. Se presentan las soluciones al grupo de interés. Habilidades como hablar en público, capacidad de síntesis y precisión, son habilidades demandadas al cierre de esta fase.

¿Qué resultados se obtienen? Algunos ejemplos para comenzar

Los siguientes tres testimonios están relacio­nados con la implementación del programa “INDEX: Design to Improve Life Education” en Dinamarca y Suecia. El cuarto caso, es en Estados Unidos. La puesta en marcha con­lleva una estrategia de escalabilidad en el largo plazo y el cambio de hábitos requiere tiempo. Por eso, siempre se comienza en pe­queño. Sin prisa pero sin pausa.

  • “¿Cómo crear ciudades globales más sostenibles?” 25 . Durante 4 días, 30 es­tudiantes de Segundo grado de secunda­ria, 15 años, y tomando como trasfondo un viaje de intercambio a Atenas y Roma, los estudiantes pusieron en práctica la metodología para resolver el reto. Los resultados se tradujeron en mejores ca­lificaciones, mayor compromiso, recono­cimiento de sus habilidades personales y puesta en práctica del trabajo en equipo. Se pusieron en práctica las tendencias de trabajar por proyectos y con problemas asociados al entorno más próximo.

Siguientes pasos: el próximo proyecto se llevará a cabo en un viaje a Pekín donde trabajarán durante una semana de la mano de ONG chinas locales, para diseñar solu­ciones relacionadas con el tratamiento de basuras y residuos.

  • “Mi vida, nuestra ciudad. Segregación y criminalidad” 26 . Durante 2 días, 25 estu­diantes de Segundo grado, 9 años, pusieron en práctica la metodología para crear una diferencia positiva entre los grupos target (objetivo) a los que se dedicaron. Los re­sultados se tradujeron en una mayor cola­boración entre los integrantes del grupo y creatividad aplicada en ideas de proyectos que fueron presentadas por los propios es­tudiantes a las autoridades locales. Incre­menta la motivación y participación.

Siguientes pasos: planificación para el si­guiente curso escolar incluyendo el proceso en todas las clases.

  • “Cómo mejorar las condiciones de vida del grupo elegido” . Durante el proceso y después de este, los estudiantes asumie­ron y lideraron su proceso de aprendizaje. También mostraron una mejora en su capa­cidad de empatía.
  • Nueva School en Hillsborough (California, EEUU) ha implementado a través de un iLab, laboratorio de innovación, donde tanto profesores como personal no docente se for­man. Observan un incremento en la capaci­dad de empatía, aumenta la motivación y la retención al trabajar sobre problemas reales y construyendo las posibles soluciones.

La literatura al respecto comienza a ser abun­dante, así que si desea profundizar, por favor re­mítase al pie de página donde se sugieren otros artículos.

Condiciones necesarias pero no suficientes

Aunque es una metodología que permite que entre más se practique más se desarrollen e interioricen el conocimiento duro y las habili­dades blandas, todas relacionadas con las de­mandas del siglo XXI, es importante que tenga en cuenta las siguientes características, ya sea para hacer un refuerzo previo o monitorear su comportamiento durante el proceso en sí mismo para maximizar los resultados, pues no todas las culturas se desenvuelven con la misma agilidad en todos los puntos.

  • Empatía. La empatía y la escucha activa son claves en todo el proceso, principalmente en la fase de Percepción u observación. 30
  • Diferencia suma, no resta. La diferencia es una oportunidad, no una amenaza. La opo­sición se convierte en capital creativo para mejorar la propuesta. Porque innovar es re­solver conflictos, y en este tema es un experto el sociólogo Galtung y su aproximación de la Quinta vía, la cual BIG en Dinamarca ha em­pleado para resolver retos de arquitectura.
  • Comodidad tanto en el riesgo como en el caos. Capacidad de gestión de la incerti­dumbre. En este punto me suelo preguntar con frecuencia: ¿cómo aprendimos a cami­nar?, ¿y por qué lo olvidamos?
  • Foco. Visión. Largo plazo.
  • Resiliencia. Persistencia. 31
  • Fallo 32. La percepción del fallo o error como parte del proceso se suaviza cuando se proto­tipa, pues su objetivo es precisamente ese, si fallo lo hago rápido y en pequeño para mini­mizar la caída. El fallo está relacionado con la acción, con el hacer, con el experimentar. Y se experimenta a través de laboratorios para construir prototipos: muchos pequeños experimentos y cambios llevarán a un gran cambio. ¡Medir!
  • Colaboración. Trabajo en equipo multidisci­plinar vs. trabajo en grupo 33. Parte del tra­bajo en equipo y no en grupo, es aprender a tejer alianzas, redes.
  • Retroalimentación (feedback). Dar y reci­bir. Aceptar y decir no. Desechar ideas. Co­municación no-violenta. Mediación. 34
  • Indagar. Basarse en hechos, no suposiciones o pasiones. Preguntar, preguntar, observar.
  • Co-creación. Construir sobre las ideas de otros y con otros.
  • Pensamiento crítico. Selección y análisis. Síntesis. Toma decisiones. Relaciones.
  • Convergencia. 35
  • Pensamiento creativo. 36 “novedad + valor”. La creatividad emerge del conoci­miento acumulado, de cierto expertise o es­pecialización. Es la capacidad de combinar conceptos o ideas opuestas.
  • Pensar dentro vs. fuera de la caja. Apren­der a trabajar con restricciones.
  • Facilitación. A medida que el proceso se pone en marcha con mayor frecuencia, tanto profesores como estudiantes deberán ir in­corporando habilidades relacionadas con la facilitación de reuniones y talleres.

Pequeños pasos, grandes alcances

A estas alturas le invito a que comience desde hoy a poner en práctica sino la metodología completa, algunas de sus características y/o herramientas. En la Web encontrará una gran variedad de cajas de herramientas y recursos gratuitos que le guiarán por el proceso 37 .

Lo maravilloso del concepto del “Pensamiento de diseño” es que se adapta a cualquier contexto. Sin embargo, su importación directa, sin tener en cuenta los factores locales, no suele funcionar y es entonces cuando nos damos golpes de cabeza contra la pared

Si aún no se atreve, podría ensayar una o las dos sugerencias siguientes:

  • Para fomentar un pensamiento más diver­gente, destine el 10% de su carga lectiva a trabajar en ideas o conceptos completa­mente disruptivos y sugeridos por los estu­diantes.
  • En sociedades como la japonesa, el con­cepto de error difiere completamente de la aproximación occidental. En Japón, el alumno que pasa al tablero no es el que mejor lo haya hecho ni el más rápido sino justamente todo lo contrario. El que pasa al tablero es aquel que está enredado y es­tancado en la resolución del problema. Sus compañeros de clase le guiarán por el pro­ceso con pequeños consejos sin darle el re­sultado, y le animarán a que busque otras vías. Una vez lo logra, sus compañeros le felicitan.

¿Es importable y adaptable?

No y sí. Lo maravilloso del concepto del “Pen­samiento de diseño” es que se adapta a cual­quier contexto. Sin embargo, su importación directa, sin tener en cuenta los factores loca­les, no suele funcionar y es entonces cuando nos damos golpes de cabeza contra la pared. Algunas culturas parecieran estar más predis­puestas a ciertos comportamientos que son in­herentes al proceso y facilitan una mejor y más rápida implementación que otras.

Si nos concentramos, por ejemplo, en los últi­mos sesenta o setenta años, observamos que hay una fuerte tendencia de liderazgo en los informes y clasificaciones en cuestiones de creatividad, apertura, desarrollo cultural y artístico, influencia del diseño, número de inventos y de novedades con impacto, solo por nombrar algunos, por parte de los países escandinavos (Suecia, Finlandia, Dinamarca, Islandia, Noruega) y noreuropeos (Holanda, Alemania, Suiza y en algunas ocasiones, Reino Unido), con algunas excepciones como el caso de Singapur y Corea del Sur.

Si nos enfocamos en el caso Europeo, pues en Canadá y EEUU juega un papel fundamental el colonialismo, observamos que dichos países tienen una serie de coincidencias en diversos factores que podrían influir fuertemente en cuestiones de liderazgo.

Teorías tan polémicas como la de David Lan­des 38 u otras más aceptadas y contrapuestas, como la de Jared Diamond, que se centran en los efectos de la geografía 39, podrían explicar por qué esas características influyen en el ca­rácter de dichas poblaciones.

Coincidencia o no, aquí una serie de carac­terísticas y factores para tener en cuenta a la hora de adaptar a nuestra realidad sistemas, metodologías y herramientas que parecen sur­tir un efecto extraordinario en las latitudes del norte:

  • Son sociedades con un fuerte capital social 40 que se traduce en una cultura de alta parti­cipación, negociación y acuerdos 41, número elevado de asociaciones 42—aproximada­mente un 90% de la población en escandi­nava está afiliada a una asociación 43—, fuerte presencia de cooperativas 44, y de ini­ciativas como el cohousing 45, en relación a otros países cercanos.
  • Tienen además una fuerte presencia trans­versal del diseño 46 en varios sectores.
  • Profundas diferencias técnicas y legales en los sistemas educativos, aunque esto es harina de otro costal y no debería ser rele­vante en la discusión que nos ocupa.
  • Son países con estaciones muy marcadas y con muchas horas de luz menos que en los países ubicados en el trópico de Ecuador. Esto podría influir y explicar su alto nivel asociativo e implicación pública, pero también su marcado carácter reservado: en los largos inviernos no debe haber nada más cómodo que resguardarse en casa para leer, que salir a jugar. El clima también podría explicar su alta exigencia en la planificación: simplemente si no se organizan para recibir el largo invierno, se quedarían sin comer, entre otras conse­cuencias.
  • Suelen ser países poco accidentados geo­gráficamente: no suelen poseer grandes cadenas montañosas o ríos no navega­bles.
  • Las estructuras familiares son más peque­ñas y están supeditadas a lo público. Es decir, lo colectivo, lo público prima sobre lo familiar.

– Son sociedades con una fuerte influencia luterana y calvinista principalmente, aun­que en la gestión de lo público no interfie­ran las religiones.

La lista podría seguir creciendo en detalles pero el punto, creo, ha quedado claro: no es cuestión de qué sociedad es mejor o peor, es cuestión de asumir nuestra realidad y sus características, y desde ahí, construir un modelo propio.

Es por eso que la tendencia a enfocar el sis­tema educativo en las competencias STEM (Ciencias, tecnología, ingeniería y matemáti­cas) debería no solo complementarse con AD (Artes y Diseño), sino ir un paso más allá y preguntarnos qué tipo de sociedad y ciudada­nos queremos formar. ¿Queremos ser los tra­bajadores industriales contemporáneos que producen rápido y barato en sectores inten­sivos en tecnología y quedar arropados por la Tercera revolución industrial? ¿O, por el con­trario, queremos comenzar a liderar nuestro propio desarrollo a partir de nuestra propia realidad y montarnos en el tren de la Primera revolución del conocimiento?

La lista podría seguir creciendo en detalles pero el punto, creo, ha quedado claro: no es cuestión de qué sociedad es mejor o peor, es cuestión de asumir nuestra realidad y sus características, y desde ahí, construir un modelo propio.

Nota: Que la mayoría de las referencias bi­bliográficas estén en inglés podría ser otro indicador del comportamiento errático de los latinoamericanos por seguir tendencias en vez de innovar, pues los contenidos son originalmente en dicho idioma, porque no se encuentran posturas realmente novedosas y diferenciadoras en español. Un motivo más para cuestionarnos: ¿cuándo comenzaremos los hispanohablantes a producir contenido no­vedoso y con impacto que genere transforma­ciones desde nuestra propia realidad?

  1. Según la clasificación: tradicional, conductista, romántico, cognitivo y social, y basada en las definiciones de Flórez Ochoa, Rafael y Torres de Torres, Giner María.
  2. http://en.wikipedia.org/wiki/Inquiry-based_learning // http://www.unesco.org/education/tlsf/mods/theme_d/mod23.html
  3. http://en.wikipedia.org/wiki/Project-based_learning // http://es.wikipedia.org/wiki/Aprendizaje_basado_en_proyectos // Otras fuentes bibliográficas. Diapositiva no. 61 – http://www.slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innovacin-amp2ampalcuadrado
  4. http://en.wikipedia.org/wiki/Place-based_education
  5. Referencias bibliográficas en la diapositiva no. 51 – http:// www.slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innova­cin-amp2ampalcuadrado
  6. Referencias bibliográficas en las diapositivas no. 6 y 49 – http:// www.slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innova­cin-amp2ampalcuadrado
  7. *Informe McKinsey – “Educa­tion to Employment: Designing a system that works”.
  8. Referencias bibliográficas en la diapositiva no. 18 – http:// www.slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innova­cin-amp2ampalcuadrado
  9. Referencias bibliográficas en la diapositiva no. 51 – http:// slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innova­cin-amp2ampalcuadrado
  10. http://es.wikipedia.org/wiki/Cre­cimiento_exponencial
  11. Si bien la “innovación” como fenómeno ha existido a lo largo de los siglos, el vocablo “innovación” se le atribuye al economista austriaco Joseph A. Schumpeter, quien lo introdujo a lo largo de los años veinte del siglo pasado, en sus numero­sas publicaciones académicas. http://es.wikipedia.org/wiki/Jo­seph_Alois_Schumpeter
  12. Disrupting Class, Expanded Edi­tion: How Disruptive Innovation Will Change the Way the World Learns – Christensen, Clayton, Johnson, Curtis W.
  13. The Anatomy of AMNESIA. New findings on people with a dama­ged hippocampus suggest a bold rethinking of the way we map the brain – De Brigard, Felipe, Scientific American Mind, May/ June 2014. El error de Descartes – Damasio, Antonio. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero” – Sachs, Oliver.
  14. http://es.wikipedia.org/wiki/ Howard_Gardner
  15. Referencias bibliográficas en la diapositiva no.49 – http:// www.slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innova­cin-amp2ampalcuadrado
  16. http: //www.eltiempo.com/ estilo-de-vida/salud/pobla­cion-mundial-sera-de-11-mil-millones-en-2100/14558655
  17. http://www.independent.co.uk/ news/science/unprecedente­d-shift-in-temperature-will-begin-to-hit-tropics-in-less-than-a-decade-8869608.html
  18. Referencias bibliográficas en las diapositivas no. 27 y 52 – http:// www.slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innova­cin-amp2ampalcuadrado
  19. The Opposable Mind – Martin , Roger.
  20. Lotta Hassi & Miko Laakso (Aalto University), Conceptions of design thinking in the design and management discourses. Open questions and possible directions for research. Procee­dings of IASDR2011, the 4th World Conference on Design Research, 31 October @ 4 No­vember, Delft, the Netherlands. Edited by N.F.M. Roozenburg, L.L. Chen & P.J. Stappers.
  21. http://www.ac4d.com/home/ philosophy/understanding-wic­ked-problems/
  22. The Fiveth Solution – Galtung, Johan.
  23. http://lema.rae.es/drae/?val=­iterar
  24. Para indagar sobre diversas re­presentaciones gráficas: http:// es.pinterest.com/ampsquare/ design-thinking-design-pro­cess/
  25. http://vimeo.com/51275953 y http://vimeo.com/51275950
  26. http://vimeo.com/50283405
  27. http://vimeo.com/51275951
  28. What Does ‘Design Thinking’ Look Like in School? http://blogs. kqed.org/mindshift/2013/03/ what-does-design-thinking-look-like-in-school/
  29. How to Apply Design Thinking in Class, Step By Step http://blogs.kqed.org/ mindshif t/2013/06/how-to-use-design-thinking -in-class-step-by-step/ Why you SHOULD use Design thinking approaches in education! http://emerbeamer.wordpress. com/2013/08/07/why-you-s­hould-use-design-thinkin­g-approaches-in-education/ • Why ‘Design Thinking’ Doesn’t Work in Education http://onli­nelearninginsights.wordpress. com/2013/08/06/why-design-thinking-doesnt-work-in-e­ducation/ • Design Thinking, Deconstructed http://blogs. kqed.org/mindshift/2013/10/ design-thinking-deconstruc­ted/ • How Design Thinking Can Empower Young People http:// youtu.be/lovNaojdXYY
  30. Diversas fuentes bibliográfi­cas. Diapositiva no. 56 – http:// www.slideshare.net/amp2/ ied-competencias-para-la-in­novacin-amp2ampalcuadrado // http://www.huffingtonpost. com/dan-goleman/triple-fo­cus-excerpt_b_5638646.html
  31. Diversas fuentes bibliográfi­cas. Diapositiva no. 55 – http:// www.slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innova­cin-amp2ampalcuadrado
  32. Diversas fuentes bibliográfi­cas. Diapositiva no. 53 – http:// www.slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innova­cin-amp2ampalcuadrado
  33. Diversas fuentes bibliográfi­cas. Diapositiva no. 57 – http:// www.slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innova­cin-amp2ampalcuadrado
  34. Diversas fuentes bibliográfi­cas. Diapositiva no. 54 – http:// www.slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innova­cin-amp2ampalcuadrado
  35. Diversas fuentes bibliográfi­cas. Diapositiva no. 61 – http:// www.slideshare.net/amp2/ ied-competencias-para-la-in­novacin-amp2ampalcuadrado // http://www.huffingtonpost. com/dan-goleman/triple-fo­cus-excerpt_b_5638646.html
  36. Diversas fuentes bibliográfi­cas. Diapositiva no. 60, 59 y 58 – http://www.slideshare.net/ amp2/ied-competencias-pa­ra-la-innovacin-amp2ampal­cuadrado
  37. Diversas fuentes bibliográfi­cas. Diapositiva no. 41 – http:// www.slideshare.net/amp2/ied-competencias-para-la-innova­cin-amp2ampalcuadrado
  38. Landes, David , La riqueza y po­breza de las naciones, /1998 – http://es.wikipedia.org/wiki/ La_riqueza_y_la_pobreza_de_ las_naciones
  39. Diamond, Jared, Armas, gér­menes y acero – 1997 – http:// es.wikipedia.org/wiki/Armas,_ g%C3%A9rmenes_y_acero ¿Por qué los países fríos tienden a ser más ricos que los cálidos? – http://jesusgonzalezfonseca. blogspot.com.es/2011/06/por-que-los-paises-frios-tienden-ser.html
  40. El capital social en Europa y Es­paña (2013) – http://www.cotec. es/index.php/publicaciones/ show/id/2399/titulo/capital-social-e-innovacion-en-eu­ropa-y-en-espana–2013 El capital social en España y los países de la OCDE (2007) – http://www.fbbva.es/TLFU/ dat/3_cuaderno_divulgacion_ web.pdf
  41. La sociedad civil en los países nórdicos. ¿una subsidiariedad descafeinada? – http://www. paginasdigital.es/v_portal/in­formacion/informacionver.asp?­cod=3004&te=17&idage=5758
  42. Muchas caras para el altruismo – http://sociedad.elpais.com/ sociedad/2012/03/24/actua­lidad/1332610832_611443. html
  43. http://www.copmadrid.org/ webcopm/publicaciones/so­cial/93336.pdf – Pág. 348
  44. http://en.wikipedia.org/wiki/ Consumer_cooperative
  45. http://www.eldiario.es/norte/ magazine/Cohousing-modelo-vivienda-asequible-sosteni­ble_0_208930021.html
  46. https://www.behance.net/ga­llery/13517575/Scandinavian- Design-Myth-or-Reality The Myth of Swedish and Scan­dinavian Design, 48–51, Design Matters Vol. 3, 2003, published by Danish Design Centre.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Podría interesarte
Close
Back to top button