Edición 5Editorial

Transformar la educación

En esta edición nos ocupamos de la transformación de la educación, un tema que preocupa a todos: desde políticos hasta padres de familia pasando por intelectuales, pedagogos, empresarios, directivos de educación, estudiantes, etc. Tales son sus implicaciones que ha sido y es objeto de estudio y de análisis desde diversas metodologías, enfoques y perspectivas puesto que de la transformación acertada y exitosa de la educación dependerá la posibilidad de crear y alcanzar trayectorias personales mejores, mayores niveles de formación, la construcción de un país competitivo y justo, la resignificación de las relaciones entre los ciudadanos, la movilidad social y en resumidas cuentas el país que todos queremos gracias al poder gigantesco que tiene la educación: “el poder de transformar vidas”.

En este número, los autores en sus diversos artículos responden interrogantes, que tienen que ver con la transformación de la educación tales como: ¿Cómo llevar a cabo la transformación de la educación? ¿Por qué razón o razones se debe transformar la educación? ¿Qué estrategias y recursos se deben emplear en la transformación de la educación? ¿Cuál es la contribución de las TIC en la transformación de la escuela? ¿Qué educación media necesita el país para responder a los diferentes retos sociales, históricos y de convivencia? ¿Cómo implementar una educación que desarrolle los talentos, las habilidades y llene de sentido las vidas de los jóvenes para que sean capaces de forjar su futuro y el del país? Desde luego, aquí no los cito a todos, pero nos servirán como referentes para abordar esta temática.

La experiencia de países como Finlandia, Singapur y Corea del Sur nos permite visualizar una hipótesis sobre cómo lograr la transformación de la educación. Los teóricos, políticos y educadores de estos tres países nos demuestran, con resultados satisfactorios, que si la asumimos como política prioritaria, con base en la cualificación de los docentes y el uso educativo de las TIC el resultado será el que esperamos: mejores individuos, una mejor sociedad y por tanto un país más cercano al que los ciudadanos queremos.

Estos tres países demostraron al mundo que para lograr un cambio en materia educativa se debe alcanzar una fructífera sinergia: Ministerio de Educación, más universidades, más empresas, ya que, los principales gestores de esta transformación han puesto su talento de manera alternada y a veces, simultánea en dos o más de estos campos y con base en esta experiencia, evalúan y mejoran continuamente su impacto en el sistema educativo. A partir del estudio juicioso y concienzudo de nuestra realidad tan particular, tan propia y de la experiencia exitosa de otros países, el Ministerio de Educación Nacional organizó el foro Modernización de la educación media y tránsito a la educación superior en el cual expertos de diversos campos presentaron y debatieron sus posturas frente a los temas propuestos en el foro y cuyas ponencias incluimos como un especial en este número.

Un tema esencial, cuando se habla de transformación educativa, es el uso de la tecnología y aunque existen múltiples puntos de vista, el análisis de las buenas prácticas en esta materia y en la escuela muestran que el éxito más importante es la combinación del compromiso profesional del docente dentro un marco institucional favorable y un liderazgo escolar que lo apoye.

Para algunos autores, la transformación de la educación está indudablemente ligada a la evaluación. Sabemos que es así y el problema es qué evaluar para lograr y asegurar una educación democrática. La UNESCO junto con 164 países nos dieron la respuesta: lectura, escritura, aritmética y competencias prácticas. La evaluación ofrece a los países la posibilidad de entender los problemas del sistema educativo, sus logros, sus deficiencias y al docente la posibilidad de conocer mejor a sus estudiantes: sus potencialidades, sus carencias y las causas de sus insuficiencias para concentrar sus esfuerzos en solucionarlas. En este sentido, los resultados de las pruebas PISA y PIAAC aportan un diagnóstico que nos permite diseñar y planear estrategias de mejoramiento dentro de un plan de transformación de la educación.

Desde luego, aquí no se agota esta discusión, nos quedan muchos interrogantes que entre todos debemos resolver. Esperamos que los puntos de vista que se presentan brinden elementos de análisis, conocimientos y estrategias a estudiantes, padres, docentes, directivos, intelectuales, editores y ciudadanos en general para que seamos artífices de la transformación de la educación y de este modo brindar a todos los niños y jóvenes la educación que les permita construir y vivir en un país mejor.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Close
Back to top button
Close