Edición 22Experiencias

Pre-textos para la paz


Doris Sommer
creadora de Pre-Textos, programa de “formación a formadores, plantea la transformación generada por los sencillos cambios de comportamiento dentro de las escuelas que se inició a través de la canalización de la pasión y hasta la irreverencia en las actividades artísticas de los textos desafiantes de la escuela. Este artículo gira en torno al desarrollo cognitivo y socio-emocional que permite el trabajo y la enseñanza creativa de los conocimientos esenciales en la escuela.

La urgente tarea para Colombia es co-construir una paz sostenible, y eso requiere una pedagogía innovadora, una que pueda preparar a los ciudadanos para la convivencia colaborativa y productiva. Las aulas convencionales, las que confirman relaciones autoritarias que han minado la democracia, y que llevan a altas tasas de deserción escolar, se pueden transformar en generadoras del civismo a través de sencillos cambios de comportamiento dentro de las escuelas y que convocan en los fines de semana padres, madres, hermanos, y vecinos en talleres lúdicos a partir del material que los estudiantes van dominando. Se trata de Pre-Textos, una metodología lúdica que convierte dificultades en desafíos creativos. Con Pre-Textos, se logran las metas cívicas junto con notables avances académicos, al canalizar la pasión y hasta la irreverencia de actividades artísticas para manipular textos desafiantes.

Un cambio que instala Pre-Textos es práctico, se podría decir arquitectónico: Las filas convencionales –en las que la mayoría de los estudiantes ven nucas y espaldas poco diferenciadas, sin caras de los condiscípulos– se reorganizan para formar círculos donde todos somos visibles y vulnerables para todos, y donde la democracia se experimenta como una expectativa de participación universal. Otro cambio es conceptual: Se reconoce que el placer alienta el aprendizaje, en vez de imaginar que lo descarrila. Al acompañar el uso de cualquier texto, el placer de convertirlo en materia prima para crear algo original genera una pasión por el trabajo. Hacer arte de un texto que había parecido difícil es perder el miedo. Es convertirse de receptor quizás renuente en usuario activo del material. ¡Manos a la obra! Hasta una tragedia griega, o un artículo de ley, para no decir también una fórmula matemática o física, llegan a ser material que uno domina al hurgar y manipularlo.

La neurociencia ha confirmado lo que ya habían demostrado María Montessori, John Dewey y Paolo Freire; y es que el gusto por el trabajo creativo dinamiza el desarrollo tanto cognitivo como socio-emocional. Donde quedan limitados muchas prácticas pedagógicas –que distinguen innecesariamente entre avances intelectuales y avances emocionales– Pre-Textos aprovecha el placer personal para activar el avance escolar tanto como el desarrollo cívico. Con Pre-Textos, la creatividad personal y colectiva –detonada por un texto desafiante– permite una variedad de usos e interpretaciones que llevan a todos a apreciar, en vez de tolerar, las diferencias entre las obras y entre sus artistas.

 

Los estudiantes-artistas se van dando cuenta que hay más de una respuesta para muchas preguntas, y hay más de dos. A diferencia de la educación convencional, en la que los maestros hacen las preguntas y saben de antemano cuáles son las respuestas correctas, Pre-Textos invita a cada estudiante a formular una pregunta al texto y a disfrutar la variedad, abriendo paso a considerar posibles interpretaciones, convergentes y divergentes. En la sociedad colombiana, dedicada en este momento a aprender a escuchar al prójimo y a llegar a acuerdos en vez de imponer una u otra respuesta pre-establecida, Pre-Textos es un entrenamiento sano, además de divertido. Las artes que sirven como vehículos para aprender cualquier materia –sea de humanidades o de ciencias naturales– son las que gusten a los participantes. Importa poco si una escena de Esquilo se convierte en un rap, o en un desfile de modas, o una receta de cocina, con tal que el artista sepa citar y justificar sus decisiones creativas.

Con Pre-Textos, los docentes se capacitan para facilitar actividades básicas, representadas en el Manual para facilitadores. También proponen y facilitan una dinámica adicional durante la semana de capacitación. Al implementar Pre-Textos en el aula, los docentes pueden seguir proponiendo las actividades, pero pronto se sueltan para invitar a los estudiantes a proponer las suyas. De esta manera los niños y los jóvenes aprenden destrezas de liderazgo en la clave de facilitación que se rota, una destreza y una expectativa democratizante apreciables para la co-construcción de la paz. Las actividades básicas, recogidas en el Manual, representan prácticas populares latinoamericanas: “la cartonera [hacer libros de material desecho]; el lector de tabacalera [leer en voz alta mientras el grupo hace manualidades]; literatura de cordel [publicar en tendedero de ropa], etc., prácticas que ahora se usan en la Universidad de Harvard para mejorar la pedagogía de los docentes allí. Aprovechar las artes del Manual, y agregar las del gusto local, alienta el orgullo personal y colectivo junto con el rigor cognitivo. Las múltiples interpretaciones que se generan de la misma materia escolar estimulan la curiosidad por los otros y la admiración entre todos.

Enseñar la paz y la cultura ciudadana desde el aula nos obliga a considerar las formas que instalamos para relacionarnos, más que la materia de una cá- tedra particular. Cualquier materia sirve como pretexto para fraguar mejores formas de interpretar y de co-construir el conocimiento. Quiere decir que con Pre-Textos todas las aulas participan en la “Cá- tedra de la paz”. La democracia misma es más forma que contenido; y el acento en forma sugiere un parecido con el quehacer del artista, en el que los procesos importan más que los productos. Convertir el aula en taller de artistas, cuya materia prima principal es un texto desafiante, logra la educación holística. Desarrolla la gama de destrezas –cognitivas, socio-emocionales, cívicas– a través de un protocolo sencillo y divertido que produce tanto el avance académico como la admiración de todos por todos, capaz de sostener la paz.

Mostrar más

Doris Sommer

Profesora cátedra Ira y Jewell Williams del área de Lenguas Romances, Literatura y Estudios Afroamericanos Universidad de Harvard ycreadora de Pre-Textos, programa de “formación a formadores” en un marco de formación cívica.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close