Artículos digitalesEdición 15

La valoración de libros digitales para niños y jóvenes

L¿Qué son los libros digitales? ¿Cuáles son los criterios de valorización de estos libros? Janeth Chaparro, responde a estas preguntas en el siguiente texto, además de exponer a los lectores de Ruta Maestra contenidos y recursos para facilitar la creación de formatos digitales.

La Web 2.0 se ha transformado en un espacio de comunicación, donde es posible la participación, el intercambio, la lectura y la escritura a través de diversos textos, medios y soportes. En ella los usuarios son los que crean organizan y publican la información, la comentan, la valoran y la comparten, estableciendo un espacio de comunicación horizontal y participativo (Lluch 2010).

En este panorama, el lector y escritor eficaz resulta ser quien se mueve con fluidez entre los textos impresos y los electrónicos, tanto para interpretarlos y discernir su calidad, como para crearlos. En consecuencia, es necesario desarrollar estrategias que permitan a niños, jóvenes y adultos acceder crítica y creativamente a esos nuevos usos del lenguaje en los que la socialización de experiencias, sensibilidades, reflexiones e imaginación constituye un desafío fundamental para todos aquellos que propenden por una alfabetización integral. Estrategias que también atraviesan, naturalmente, a la oferta de libros electrónicos y a sus distribuidores; a los mediadores del contexto escolar, de las bibliotecas públicas y escolares y a la familia.

En esta línea es necesario aprender a reconocer la calidad y la pertinencia de los contenidos disponibles actualmente en los formatos de lectura electrónica dirigidos a niños jóvenes. Pues la calidad de un libro electrónico está determinada también por los recursos tecnológicos que complementan el texto y la ilustración al proponer nuevas formas de lectura e interacción.

Como pionera en la generación de criterios de valoración de libros para niños y jóvenes en Colombia, hoy Fundalectura apuesta por construir los criterios para valorar libros en formato digital; una tarea que apenas comienza y espera consolidar en diálogo con editores, creadores, lectores y los mediares.

¿Qué se entiende por “libro digital”?

En primer lugar es necesario precisar que “los recursos electrónicos se refieren a todos aquellos materiales que requieren acceso mediante una computadora, ya sea un dispositivo móvil de mano, u ordenador personal o central” (IFLA, 2012). Como parte de estos recursos están los libros digitales también llamados libros electrónicos o e-book. Algunas investigaciones clasifican como libro digital los que van desde la “copia exacta” en pantalla de un libro en papel hasta los que imitan el sonido al pasar las páginas, y hasta las apps para los lectores más pequeños en las que el juego nos hace preguntarnos si estamos hablando efectivamente de lectura. En las conclusiones de su investigación, sobre el libro digital infantil Turrión (2014: 423- 424) propone, por ejemplo, cuatro tipos:

  • 1. Audiolibros digitales: Narración profesional en voz alta a veces acompañada de músicas y efectos especiales.
  • 2. Narrativas multimedia: presentan texto, imagen y sonido y pueden inlcuir propuestas interactivas.
  • 3. Narrativa hipermedia: diversos lenguajes y estructura hipertextual (enlaces que puede elegir la ruta a seguir en la historia).
  • 4. Narrativa multisoporte: historias en diferentes soportes o plataformas.

Los criterios para la valoración

Al plantear los criterios de valoración algunos estudios se enfocan en la clasificación los textos digitales; otros prestan atención a sus características, novedades, funcionamiento o propuesta de lectura.

Meyers et alii (2014: 918) afirma que los recursos narrativos, multimodales y la usabilidad de algunas apps prometen involucrar a los niños en formas nuevas y emocionantes, pero, cuando se utilizan inadecuadamente, también pueden distraer las mentes jóvenes y rebajar la comprensión narrativa ya que a veces los nuevos componentes (sonido, interactividad…), no se integran al hilo de la narración, sino son meros distractores que no interactúan con el texto. De manera similar a lo que ocurre con las ilustraciones que se limitan a adornar el relato el algunos libros.

En su propuesta Fundalectura ha cambiado el foco. En vez de partir del tipo de libro, si es apps, e-book, pdf para valorar su calidad, parte del criterio: ¿qué ofrece el libro digital al lector?

Le ofrece:

Contenidos

    • ** Temas que se refieren a sentimientos, la condición humana, la cotidianidad, las relaciones familiares y el entorno.
    • ** Lenguaje que despierta sensaciones, emociones y reflexiones en el lector, con imágenes portadoras de múltiples significados.
    • ** Estructura que articula secuencias de acciones, con narradores y personajes en un tiempo y un espacio específicos.
    • ** Personajes que se materializan a partir de unos atributos psicológicos y físicos que los hacen auténticos.
    • ** Imágenes o ilustraciones que potencian el significado de los textos.

Recursos del formato

Estos recursos no aparecen en todos los libros digitales, varían dependiendo del formato.

Animaciones: se pueden encontrar hechas con ilustraciones muy cercanas a la edición impresa y otras propias de la edición digital. En todas se vislumbra un enorme potencial en cuanto al uso de técnicas y recursos visuales para lograr sensaciones y efectos en los personajes, escenarios y en general todos los elementos que intervienen en una narración literaria.

Interactividad: se refiere al control que ejerce el lector sobre los distintos recursos que ofrece el formato, por ejemplo, pasar las páginas, determinar el movimiento de las animaciones y los sonidos (música, voces y efectos); elegir el idioma del audio, la ruta de lectura (autónoma o guiada por el dispositivo), los contenidos; jugar.

Sonidos: voces, onomatopeyas o melodías que realzan los distintos recursos del libro electrónico para llamar la atención del lector. Se espera que armonicen con estos y con el contenido. Si incorporan la voz del narrador o de los personajes es deseable que sus matices e intencionalidad se correspondan con el sentido del texto; que se perciban genuinas, cálidas y fluidas.

Videos: con la semblanza o entrevistas al autor, con comentarios de otros lectores, que complementan y profundizan el tema del libro electrónico.

Usabilidad

Se refiere a la capacidad que desarrollan los usuarios para interactuar con los libros digitales: con facilidad, de manera intuitiva y rápida. Esto depende de la forma en que se organizan y presentan los contenidos y los recursos del formato. Aquí se espera que el material:

      • ** Invite a la exploración de las herramientas que ofrece y a la interacción con ellas para garantizar una lectura eficiente.
      • ** Ofrezca una ruta de acceso y uso fácil de recordar por el lector.
      • ** No presente errores lo que evidencia un eficiente control de calidad: pruebas de uso, revisión editorial y técnica.
      • ** Conmueva, divierta y enseñe al lector.
      • ** Apoye y desafíe las capacidades y experiencias de lectura.
      • ** En su diseño se acople a las estructuras mentales y el lenguaje de los usuarios.

Navegabilidad. Es la facilidad que tiene el usuario para desplazarse dentro de una aplicación y para ello requiere de

      • ** un menú amigable que permita al lector tener una o varias rutas de lectura.
      • ** Controles de navegación con íconos de fácil reconocimiento. ** Despliegue de información en forma horizontal o vertical, lo que permite dos tipos de navegación.
      • ** Pantallas de ayuda que guían al lector.

Accesibilidad

Implica diseñar materiales para la diversidad de usuarios y según sus necesidades de acceso. Por ejemplo un libro electrónico se presenta en distintas versiones para acceder en línea, computador portátil, tableta o teléfono móvil.

Diseño y edición

Al igual que en el libro impreso, en el digital es fundamental que

      • ** los elementos gráficos armonicen el contenido: formato, imágenes, diagramación;
      • ** la tipografía sea amigable para leer en pantalla, ** la ortografía, gramática y la puntuación sean correctas;
      • ** incluya datos de la publicación como título, autor, ilustrador, editor, fecha de edición, colección e información adicional, el desarrollador, idiomas, formato, sistema operativo, entre otros.

Paratextos

Otros elementos a considerar en la valoración son los paratextos virtuales, es decir aquellos elementos que principalmente editoriales y los autores ponen a disposición de los lectores para acercarlos al libro, tales como resúmenes, reseñas, trailers de libros y semblanzas de los autores e ilustradores. También incluyen las reacciones de los lectores que van desde el me gusta hasta el comentario espontáneo, las reseñas de los blogueros y booktubers, etc.

Los libros digitales plantean enormes desafíos a los maestros y mediadores, que pueden aprovecharlos para expandir sus conocimientos en torno a la formación de lectores y escritores, para diseñar estrategias de aula que sintonicen con los lenguajes y las sensibilidades que los niños y jóvenes están experimentando a través de los medios y las TIC.

Ello implica darse la oportunidad para explorar aquellos materiales disponibles para descarga gratuita, en plataformas de préstamo público a través de bibliotecas o páginas instituciones y en la Web 2.0. Por esta vía es posible comenzar a afinar la mirada sobre la oferta editorial para determinar con asertividad cuáles son los materiales más interesantes, sugestivos, retadores y pertinentes para enriquecer su labor pedagógica y potenciar las capacidades y el gusto lector de los estudiantes.

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close