Edición 25Opinión

El desarrollo profesional docente: una alternativa para la transformación de las prácticas de enseñanza


Descarga aquí la versión impresa de este artículo de Ruta Maestra Edición 25 “Metodologías activas

En el ámbito educativo muchas veces se tiene la percepción que para ejercer la docencia, solo basta con tener un conocimiento amplio del contenido disciplinar a enseñar; desconociendo que los docentes poseen un conocimiento particular o modelos didácticos propios de sus creencias y concepciones, que les permite transformar los conocimientos inherentes a los procesos de enseñanza (Valbuena, 2007). En tal sentido, Imbernon y Canto (2013), señalan que la formación de los profesores no debe ser analizada solamente como el dominio de las disciplinas ni centrarse en las características personales de los docentes. Significa más bien, analizar la formación como un mecanismo de cambio y esfuerzo promotor de la generación de nuevos modelos y “diferentes modos de concebir la práctica educativa” (Gimeno y Pérez, 1992).

Sin embargo, existe un eslabón frágil para poder alcanzar ese cambio, según Perkins (2002), no es más que el distanciamiento entre las ideas y las acciones. Es decir, son muchas las ideas que un sujeto tiene en mente, pero pocas de estas llegan a materializarse. Así pues, que para lograr la transformación de la práctica docente necesitamos encontrar una forma de construir un puente que allane el camino para cerrar la brecha entre la idea y la acción.

Con relación al cambio educativo, el problema radica en que este no depende de una única situación. Incluso, si consideramos una simple innovación a desarrollar en el aula de clases, la innovación resulta ser multidimensional, pues, según (Fullan, 2002), existen tres componentes que son fundamentales al pretender implementar cualquier programa de formación o política educativa:

  1. El posible uso de materiales nuevos o revisados (recursos didácticos tales como materiales curriculares o tecnológicos).
  2. El posible uso de nuevos enfoques didácticos (es decir, nuevas estrategias o actividades docentes) y
  3. La posible alteración de las creencias de los profesores (es decir, de las presuposiciones pedagógicas y las teorías subyacentes a determinadas políticas o programas).

En concordancia al primer aspecto sugerido por Fullan (2002), desde Santillana se viene trabajando con varias escuelas de Colombia el proyecto UNO internacional, el cual es una propuesta de transformación educativa en constante evolución que centra sus procesos en el aprendizaje con el propósito de acompañar a las instituciones escolares a transitar por el camino de la innovación pedagógica, la digitalización y la calidad de la educación que día a día imparten a sus educandos.

Por otra parte, la apropiación, el desarrollo e implementación de enfoques didácticos depende básicamente del profesor, lo cual implica que la formación docente constituya una pieza clave, en la que se debe articular el conocimiento científico, la didáctica y el desarrollo de la práctica reflexiva a través de la actuación en el aula (Porlán y Rivero, 1998). De manera específica, dicha formación debe fomentar la evolución de la práctica docente y las ideas didácticas del profesor hacia posturas más innovadoras en lo que respecta a la enseñanza de las distintas asignaturas.

De acuerdo a lo planteado por Fullan (2001) en su tercer aspecto, las creencias adoptadas por los docentes ejercen una influencia en la manera como estos planifican sus clases, enseñan los contenidos curriculares y la forma como los deben aprender sus estudiantes. Sin embargo, diversos estudios han podido demostrar que cuando se dan procesos serios de Desarrollo Profesional Docente, las creencias de los profesores pueden sufrir cambios significativos que contribuyen a la mejora de su práctica.

En efecto, Marcelo y Vaillant (2009) señalan que el Desarrollo Profesional Docente se concibe “como un proceso de aprendizaje, no lineal y evolutivo, cuyo resultado no solo se percibe en el cambio de las prácticas de enseñanza, sino también en el pensamiento acerca del cómo y del porqué de esa práctica” (p. 77). Así pues, desde la propuesta de UNO internacional nos interesa que, en el proceso de formación adelantado de manera continua con los docentes estos adquieran un conocimiento experto de los contenidos curriculares a enseñar y un conocimiento pedagógico orientado desde una didáctica que posibilite el cómo enseñarlos.

Asimismo, UNO internacional es una propuesta metacurricular que pone su énfasis en el desarrollo de habilidades y destrezas de pensamiento que contribuyan a la formación de estudiantes competentes. Además, la dinámica de implementación de esta propuesta en las escuelas se pone en funcionamiento a través de diferentes tipos de gestiones como se muestra en el siguiente esquema.

En cuanto al gráfico, podemos notar que en este artículo solo nos hemos referido al componente de la gestión de formación. Uno internacional es además, una propuesta flexible que en su implementación se promueven ambientes de aprendizajes significativos tendientes a la formación de estudiantes autónomos, a la solución de problemas auténticos y al mismo tiempo, desde el proceso de Desarrollo Profesional Docente coadyuva de manera eficaz a la transformación de las prácticas pedagógicas de los educadores y por ende contribuye al logro de la calidad de la educación en escuelas inteligentes .

A continuación, presentamos dos experiencias inspiradoras de instituciones educativas que desarrollan sus procesos áulicos a través de UNO internacional. Con estas muestras intentamos evidenciar cómo desde diferentes contextos escolares los docentes pueden diseñar sus planificaciones pensadas para implementar diversas estrategias que les permitan fomentar la calidad de los desempeños en los estudiantes.

En una de las escuelas, la docente Alba Guzmán Bolaño del área de lengua castellana implementa la estrategia del hexágono de la comprensión con sus seis facetas, el cual le permite que sus estudiantes del grado tercero de primaria del colegio Americano de Barranquilla puedan desarrollar comprensiones profundas desde la lectura de novelas o cuentos del programa del plan lector. La segunda escuela donde la profesora Laydis Charris Caballero desde el área de ciencias naturales trabaja con sus estudiantes del grado quinto del colegio de la Presentación de la ciudad de Santa Marta distintas estrategias de destrezas de pensamiento, con el propósito de desarrollar en sus educandos habilidades para la formación de estudiantes competentes en el ámbito de la metodología indagatoria y manejo de recursos digitales. RM

Nota: Para ampliar la información visualice las infografías en el siguiente enlace: https://rutamaestra.santillana.com.co/wp-content/uploads/2019/03/infografias.pdf

Tags
Mostrar más

Eutimio Hernández Martínez

Candidato a Doctor en Ciencias de la Educación en la Universidad del Atlántico. Coach UNO Internacional. Autor del libro Física Divertida y de varios artículos sobre educación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close