Artículos digitalesEdición 24Especial Global Teacher Prize

Pedagogía del loto: Experiencia pedagógica desde el cuerpo

El presente texto es un acercamiento a la propuesta que he desarrollado desde el cuerpo en el colegio Rodrigo Lara Bonilla, en un proceso pedagógico que he denominado la “Pedagogía del loto”, utilizando técnicas somáticas como el yoga y la expresión corporal. “Respirar, pensar y actuar”.

Pedagogía del loto: Experiencia pedagógica desde el cuerpo

Este texto es un acercamiento al trabajo que he venido desarrollando como docente hace dos décadas, el cual ha sido catalogado como uno de los mejores del país y del mundo por el Global Teacher Prize.
Mi campo pedagógico siempre ha estado relacionado de alguna forma con el cuerpo, desde mi formación en pregrado como licenciado en educación física hasta especializaciones, maestrías y doctorado en educación y ciencias del deporte. Pero además desde hace 28 años me he involucrado con el trabajo somático, con técnicas como las artes marciales, el yoga, el stretching, las artes escénicas en la línea de danza contemporánea, la expresión corporal, etc.
La historia comienza, cuando en el año 1999 fui seleccionado mediante concurso de mérito para ocupar el cargo de docente en la educación pública de Bogotá (Colombia), teniendo la opción de escoger el colegio Rodrigo Lara Bonilla para desempeñar mi labor. Esta institución está ubicada en la zona de Ciudad Bolívar en el sur de la ciudad, caracterizada por situaciones de violencia, pandillas, microtráfico, desplazamiento forzado, etc. Mis estudiantes y sus familias, diariamente deben convivir con este tipo de eventos en su entorno, lo que causa una constante vulneración del cuerpo, la emocionalidad y la dignidad.
Para que el lector pueda entender con claridad mi propuesta es importante establecer dos conceptos epistemológicos del trabajo desde la educación física, la corporeidad y la corporalidad. Estos dos términos parecen sinónimos, pero cada uno de ellos corresponde a una visión de hombre, mundo y sociedad diferente. Los dos están interrelacionados, pero varía cuando cada uno de ellos es utilizado como medio o como fin. La corporalidad enmarcaría el dominio de los procesos técnicos que puede ejecutar el cuerpo, llegando al virtuosismo de las acciones motrices, la corporeidad implica procesos de sensibilización, autoconciencia que buscan generar dinámicas de respeto, alteridad, empatía, otredad, respetando las diferencias y particularidades, pero generando la esencia axiológica desde el cuerpo.
Ahora explicaré con un ejemplo sencillo los dos conceptos; podemos observar en el deporte de alto rendimiento atletas formados en la corporeidad, es decir excelentes ejecutantes de una técnica, pero algunos de ellos carentes de valores o respeto por sí mismo y por los demás, llegando a hacerse daño o lastimar a otros, solo por la búsqueda de ganar a toda costa lo que sea, lo cual pertenecería al mundo de la corporalidad. Por otra parte hay personas que son grandes exponentes de alguna técnica, pero además su esencia es de respeto, compromiso, alteridad, en donde su búsqueda es generar dinámicas de convivencia, disfrute, pero ante todo compromiso consigo mismo y en armonía con los demás, esa es la corporeidad.
En la clase es posible utilizar herramientas de la corporalidad, es decir de las técnicas, sin que estas sean el fin último, es decir sin dejar de lado una base epistémica desde la corporeidad; pero si el fin último es solo formar ejecutantes que buscan ganar por encima de cualquier principio y sin respeto alguno, hasta el punto de utilizar sustancias nocivas para su cuerpo, lastimar a los demás o infringir los códigos reglamentarios, esta sería la corporalidad como único fin. Como sabemos es necesario cambiar esto en nuestra sociedad, porque lamentablemente está llena de estas de situaciones.
Esta propuesta pedagógica está enmarcada en la corporeidad, cabe anotar que no busco dejar de lado el gran acervo, motor que permite la educación física, sino incorporar algunos elementos que desde el mundo somático y la noción del cuerpo como forma de vivenciar, incorporar y generar dinámicas de convivencia, alteridad, consciencia y autopercepción son necesarias para aportar en la formación de seres humanos más sensibles, con su entorno y las dinámicas que se viven en el contexto.
Las siguientes preguntas dieron origen a la propuesta: ¿Cómo transformar el paradigma de violencia que ha impuesto la sociedad a los niños, niñas, jóvenes y en general estudiantes y comunidad de Ciudad Bolívar desde la clase de educación física? ¿Cómo generar impacto desde el cuerpo, de tal manera que afecte positivamente las relaciones interpersonales? ¿Cómo generar un proceso de convivencia que construya acciones de paz desde el cuerpo? ¿Cómo incorporar acciones desde técnicas propioceptivas como el yoga y la percusión corporal al interior de las clases de educación física?
Un objetivo fundamental es que los estudiantes del colegio fuesen reconocidos en la ciudad desde una perspectiva diferente al paradigma tradicional de violencia, para ello propusimos procesos colectivos, que fortalecieron el reconocimiento corporal, utilizando para ello acciones que incorporan lo que he denominado la “Pedagogía del loto, respirar, pensar y actuar”, desde técnicas somáticas propioceptivas como son el yoga y la expresión corporal, como aporte a la construcción de acciones de respeto, convivencia, tolerancia y participación al interior de las clases de educación física y educación artística desde los grados séptimos a undécimo.
Otro objetivo era permitir al interior de las clases espacios de autorreconocimiento y otredad, como aporte a la construcción de paz desde el cuerpo. Me preocupaban las relaciones de conflicto, la violencia simbólica y física que se ejercía desde el cuerpo entre ellos, afectando las dinámicas de convivencia. Entonces inicia la estrategia en el año 2007 con algunos talleres de reconocimiento corporal desde el yoga a estudiantes de grado undécimo, continuando en el año 2010 con un grupo focal de 40 estudiantes de noveno grado, a quienes les realicé seguimiento durante 3 años, aplicando técnicas propioceptivas, con ejercicios de hatha yoga, utilizando asanas (un asana, es una posición que incorpora flexibilidad, respiración, concentración y conciencia somática) además de trabajo de expresión corporal. Como resultado pude observar una mejoría en sus procesos convivenciales, en la actitud de respeto por ellos mismos y por los otros, en la participación, la tolerancia y que repercutió además en el nivel académico. En el año 2012 y hasta la actualidad hemos implementado la propuesta en toda la población estudiantil desde grado séptimo hasta once. La idea fundamental ha sido trabajar desde el cuerpo considerando este, como el territorio de vivencia de los derechos humanos, de construcción de ciudadanía y paz.
Demostraron que si eran capaces de realizar y mantener una posición de yoga, generando procesos de respiración consciente, enfocando su concentración en ideas y acciones colectivas multitudinarias en donde representan a su colegio, ciudad y país; eran capaces de construir proyectos de vida positivos, asumiendo una posición diferente ante el mundo, donde le podían decir “no” a las dificultades, a las drogas, a las pandillas y elementos negativos a los que se exponen diariamente. Y desde su cuerpo se construye la base de un tejido social y de transformación colectiva en el presente y a futuro. Preceptos somáticos fundamentales que han caracterizado epistemológicamente esta propuesta son: “Transformándonos a nosotros mismos, podremos transformar el mundo”, “Somos cuerpo”, “Cuerpo territorio de paz”, “El mundo que podemos y debemos cambiar es el que está al interior de nuestro ser”, “El conflicto más grande que debemos pacificar está al interior de nosotros”, “Respirar, pensar y actuar”.
Trabajamos desde la alteridad, la otredad y la empatía. Para lograrlo primero se implementaron unos talleres inicialmente una vez al mes, en donde se les solicitaba hacer consulta respecto a asanas y elementos de percusión corporal. Luego les explicamos la importancia de la respiración no solo desde el proceso fisiológico, sino como acción neuropedagógica que permite la concentración y la propiocepción, la cual tiene aplicación directa con momentos emotivos en la vida. Desde los ejercicios de relajación propioceptiva y ejecución de asanas, desarrollamos metas de acción colectiva que podría ejemplificarlo con la realización de un trabajo que se convierte en un reto personal para cada uno tanto para docentes como para estudiantes y que equivale por ejemplo a lo realizado por un futbolista al ejecutar un penalti, “respirar, enfocarse y actuar conscientemente”. Cada uno con esta disposición, ha asumido con una alta responsabilidad y es la de ser parte de un equipo que es la institución educativa. Se han desarrollado procesos de acercamiento al cuerpo, al contacto, al respeto por el cuerpo de los otros, sabiendo que la intensidad o fuerza con la que se establece acción proxémica puede generar daño o en este caso bienestar. Se ha logrado colectivizar el trabajo y además institucionalizando que dentro de cada clase del área, existan formalmente 10 minutos de proceso de introspección, retroalimentación con el desarrollo de asanas, respiración consciente y acción guiada.
Esta propuesta ha permitido logros importantes, como ser catalogada por la Oficina de Ciudadanía y Convivencia de la Secretaría de Educación y organizaciones como la OEI, una acción modelo, líder y ejemplo de formas de construir ciudadanía y convivencia, basados en la interacción con el cuerpo. Debo resaltar el equipo maravilloso conformado con los profesores Fabio Acuña y Nelson Garzón, quienes son parte fundamental de esta propuesta. Además tengo un gran número de estudiantes egresados que han seguido mis pasos y actualmente son licenciados en educación física y arte, otros son profesionales de diferentes áreas, pero lo más importante, son seres humanos felices que han reconocido la importancia de este proyecto en su vida y cómo les transformó su paradigma de forma positiva. Cada acción que hacemos desde el cuerpo tiene un impacto en todas las dinámicas el mundo, porque los escenarios de mundos posibles, se dan en nuestro ser y desde allí, si afectamos positivamente nuestro cuerpo, incidimos positivamente en el mundo.
Algunos de los logros que hemos conseguido con este trabajo de la pedagogía del loto son los siguientes:

  • Récord nacional de yoga año 2012.
  • Ejercicio de yoga y Guinness world record, longest body percussion año 2014 1042 participantes.
  • Semana por la paz en el coliseo el salitre con 2200 estudiantes en el año 2015.
  • Guinness record, clase de yoga más larga del mundo año 2016
  • Se ha logrado sensibilizar a 8.300 estudiantes de 25 colegios públicos de Bogotá, y hacer un ejercicio con más de 2.600 participantes por la paz en el año 2017 en la Plaza de Bolívar.
  • Reconocimiento por el Global teacher prize, como uno de los 50 mejores maestros del mundo por la propuesta pedagógica.
  • Ser nombrado como Embajador Varkey de la educación año 2017-2018.
  • Reconocimiento con la medalla Gonzalo Jiménez de Quesada otorgada por la Alcaldía Mayor de Bogotá año 2017.
  • Medalla José Acevedo y Gómez del Concejo de Bogotá 2017.
  • Además, reconocido como uno de los personajes influyente en educación por la revista gerente.com
  • Personaje del año por el periódico El Espectador entre otros.

Pienso que la educación física y la educación artística no solamente deben utilizar en su quehacer las acciones tradicionales, las cuales son importantes y respetamos en la institución, pero además del discurso clásico, incorporamos el yoga y la expresión corporal como fundamento de un concepto más incluyente que es el de “corporeidad”, en donde el cuerpo trasciende a unas esferas específicas del autorreconocimiento, la convivencia y demás pilares expuestos en este escrito. Namasté.

Tags
Mostrar más

Alexander Rubio Álvarez

Doctor en educación y ciencias del deporte de la Universidad de Baja California, magíster en investigación y docencia de la Universidad Central de Chile, magíster en investigación en Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes CENIDI México. Top 50 Global Teacher Prize del año 2017.

Artículos relacionados

2 Comments

  1. Felicitaciones prof..Excelente trabajo y experiencias. Sin duda alguna tipo de experiencias como estas es la que que se requieren para lograr transformaciones trascendentales en nuestros estudiante

    1. Así es Elsa, por eso te invitamos a que compartes este gran artículo con tus amigos y compañeros que les interesa el tema. ¡Feliz día y una gran abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close