“Todos a aprender”, el programa que está transformando la calidad de la educación en Colombia - Ruta Maestra
Edición 7Experiencia destacada

“Todos a aprender”, el programa que está transformando la calidad de la educación en Colombia

Después de dos años de implementación, el Programa “Todos a Aprender”, una iniciativa sin precedentes del Ministerio de Educación Nacional muestra los primeros resultados de un proceso integral de transformación de prácticas de aula: niñas y niños con mejores aprendizajes, docentes formados desde el aula, prácticas educativas más significativas con mejores recursos disponibles, desarrollo de competencias en gestión educativa en directivos docentes, así como condiciones básicas para llegar y permanecer en la escuela.

 El reto de la calidad educativa

La educación es el proceso social fundamental en el escenario contemporáneo. Solo por medio de ella se generan las capacidades necesarias para que, individual y colectivamente, se enfrenten los retos de un mundo global caracterizado por problemas ambientales, incertidumbre económica y tensiones políticas. En este sentido, la educación de calidad es el principal garante de que los derechos civiles consagrados como garantías legales se transformen en dinámicas reales de ejercicio de los mismos. En el contexto colombiano, esta relación entre educación y desarrollo humano se manifiesta como una urgencia, ya que el país vive momentos cruciales, en los cuales están dadas las condiciones para alcanzar una sociedad más próspera y justa; condiciones que solo se podrán materializar en la medida en que se cierren las brechas que expresan la inequidad social.

En este sentido, la educación de calidad es el principal garante de que los derechos civiles consagrados como garantías legales se transformen en dinámicas reales de ejercicio de los mismos.

En la última década, la brecha en la calidad educativa se plantea como el reto más importante para Colombia, lo cual ha generado esfuerzos por mejorar la cobertura del sistema educativo nacional dentro de un esquema de educación pública básica gratuita, que permite un mejoramiento muy importante en materia de acceso. Sin embargo, los resultados de las evaluaciones censales que dan cuenta de los aprendizajes fundamentales esperados en la población infantil durante los años de su escuela primaria (Pruebas Saber 2002-2003 y 2009 de matemáticas y lenguaje de 3º y 5º), evidencian brechas significativas entre los establecimientos privados y los públicos, distancia que se hace mayor si se compara la educación urbana y rural, con el resto del sistema.

Por lo anterior, el reto de transformar esta situación ha sido asumido por el Ministerio de Educación Nacional en su plan sectorial 2010-2014 “Educación de calidad, el camino para la prosperidad”, implementando el Programa de Transformación de la Calidad Educativa ‘Todos a Aprender’ (PTA). El objetivo del programa es mejorar las condiciones de aprendizaje en los Establecimientos Educativos focalizados y, con ello, el nivel de las competencias básicas de los estudiantes matriculados entre los grados de transición y quinto grado; este compromiso se concreta en lograr que más del 25% de los estudiantes de estos establecimientos educativos ascienda de nivel, al menos en las áreas de Lenguaje y Matemáticas, en la prueba SABER de 5º, aplicación año 2014. Para ello, las metas propuestas para el Programa son: Lograr los 2,3 millones de estudiantes beneficiados; 70.000 educadores, entre docentes de aula y directivos, participantes; y llegar a 3.000 establecimientos educativos localizados en 608 municipios. Para satisfacción de todos, una primera muestra del avance del Programa evidencia que, a marzo del 2014, este ya tiene una cobertura de 878 municipios en donde se han focalizado 4.303 establecimientos educativos, 78% de los cuales está en el sector rural. Asimismo, se han consolidado las comunidades de aprendizaje haciendo partícipes a 88.400 docentes y beneficiando a 2.345.000 estudiantes, lo que equivale al 50% de la matrícula oficial en básica primaria (Tabla 1).

Asimismo, es  importante destacar el impacto del Programa mediante la disminución en la cantidad de estudiantes que obtiene los niveles de desempeño más bajos de las pruebas.

Una transformación que comienza a hacerse evidente

En los resultados preliminares de las Pruebas Saber 2013 (lenguaje y matemáticas de 3º y 5º), se logró identificar el avance del impacto del Programa en las 80 entidades focalizadas, que genera el siguiente análisis:

La puntuación promedio obtenida por los estudiantes de grado 5° de las instituciones participantes ha mejorado en cerca de un 30%, dato que es muy significativo si se tiene en cuenta que la tendencia de las mismas instituciones en las dos últimas aplicaciones era  el descenso en los resultados. Asimismo, es importante destacar el impacto del Programa mediante la disminución en la cantidad de estudiantes que obtiene los niveles de desempeño más bajos de las pruebas. En el gráfico 1 es posible observar cómo en todos los niveles y asignaturas hay un conjunto de niños que suben del nivel insuficiente de desempeño hacia el nivel mínimo de la prueba y, sobre todo, el resultado es más consistente en aquellas instituciones que están en el Programa desde el segundo semestre del 2011.

Desde la perspectiva territorial, las Secretarías de Educación focalizadas por el Programa registraron mejoramientos de distinta índole en el 90% de ellas, como se muestra en la gráfica 2. En este sentido, la mayor porción de este porcentaje la componen las Secretarías en donde mejoró el desempeño de grado 5º, tanto en matemáticas como en lenguaje, con un 27%. Siguen el 17% de Secretarías en las cuales aumentó el desempeño de los estudiantes tanto de 3º de primaria como de 5º, en las dos áreas.

Estos resultados son ciertamente un primer indicio de transformación que debe consolidarse en función de aprendizajes que generen estrategias sostenibles y tendencias reales de mejoramiento. Sin embargo, encontrar este impacto es una muestra innegable de que el conjunto de estrategias del programa está logrando incidir en las causas del bajo desempeño de los estudiantes en estas pruebas y por esta vía, es posible comenzar a aprender como país cuál es nuestra ruta hacia un problema complejo y multifacético como es el del mejoramiento de la calidad educativa.

El PTA, una respuesta integral a un problema complejo

Al ver estos resultados iniciales, cabe plantear la siguiente pregunta ¿qué hace que un programa como el PTA pueda incidir en los desempeños de los estudiantes y en general, en el mejoramiento de la calidad la calidad de la educación básica primaria?

Para dar esta respuesta, es importante destacar que dicho mejoramiento es una dinámica compleja, es decir, está compuesta por diferentes dimensiones y dinámicas que no responden a una estructura homogénea de causas. Esto implica que, para generar mejores resultados en los desempeños de los estudiantes, sobre todo mejor calidad educativa, es necesario generar procesos que atiendan a necesidades específicas, dentro de contextos diferenciados, pero de una manera integral y sistemática. En este sentido, uno de los aciertos más importantes del diseño del programa, es contar con un diálogo entre la experiencia nacional y la consultoría internacional en la identificación de acciones y estrategias para dar respuesta a esta necesidad. Así, para el mejoramiento de los aprendizajes de los niños y las niñas, el Programa articula sus acciones en cinco dimensiones que atienden a una estrategia integral, y que se describen a continuación:

  1. Condiciones básicas

El objetivo específico de este componente es que las niñas y los niños tengan garantizadas las condiciones básicas para llegar a la escuela y que, al llegar, puedan gozar de ambientes escolares dignos y acogedores; asimismo, desarrollarse saludablemente para poder aprender mejor, lo que implica una asistencia alimentaria y nutricional. Atender a esta dimensión de la calidad educativa implica, ante todo, la gestión de recursos y alianzas con múltiples actores regionales. El PTA busca así, ser un complemento de la acción de las familias y las Entidades Territoriales.

Las transformaciones en este componente permiten hoy que, desde los Establecimientos educativos, se apoye el transporte escolar y la alimentación diaria de las niñas y los niños, durante las horas que ellos están en la escuela. Por otro lado, ha permitido el mejoramiento de la infraestructura física y la dotación de recursos didácticos y, en particular, de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) para el apoyo a los procesos educativos.

2. Gestión educativa

Este componente busca fortalecer las capacidades de gestión en los directivos docentes, la articulación efectiva de los procesos de mejoramiento continuo al interior del Proyecto Educativo Institucional. Se busca que los procesos de planeación, acompañamiento, despliegue, evaluación y toma de decisiones se cualifiquen de manera que dinamicen el mejoramiento de toda la escuela en función de los aprendizajes de sus estudiantes, lo cual debe concretarse en la reformulación de los Planes de Mejoramiento Institucional (PMI) derivados de la evaluación institucional y los Planes de Apoyo al Mejoramiento (PAM) liderados por las Secretarías de Educación.

Para lograr este fin, el PTA ha realizado procesos de formación para más de 4.000 directivos docentes en esquemas centrados en el liderazgo, en torno a los procesos misionales de la escuela. De esta forma, desde una mirada de gestión de conocimiento se espera que estos aprendizajes activen una dinámica en la que las escuelas tienen la capacidad de aprender de su propia experiencia y hacer útil en sus procesos de gestión el conocimiento adquirido.

3. Componente pedagógico 

El objetivo específico de este componente es posibilitar la interacción comunicativa que se establece entre el maestro y los estudiantes en contextos específicos; en ella se busca crear un ambiente de aprendizaje que facilite oportunidades a los estudiantes para que ellos construyan conceptos, desarrollen habilidades de pensamiento, valores y actitudes. Esto tiene que ver tanto con la planeación y el desarrollo de las prácticas de aula, como con los recursos que median el aprendizaje y, sobre todo, con la forma como estos aspectos interactúan con las necesidades y metas educativas.

Para lograrlo, el PTA aporta a los establecimientos educativos cuatro colecciones de textos escolares para cada uno de los estudiantes; a la fecha se han entregado 18 millones de ejemplares. Las características de estos textos permiten a los docentes atender al diálogo pertinente entre los aprendizajes esperados y el contexto escolar específico.

Sin embargo, el aspecto más importante del mejoramiento pedagógico es que los docentes aprendan a realizar una evaluación diagnóstica continua, y a usar los resultados de la evaluación interna y externa de aprendizajes para reorientar sus estrategias y el acompañamiento individual a sus estudiantes. La vía para generar este fortalecimiento es la Metodología Estudio de Clase (MEC), una estrategia de origen japonés que ha mostrado un gran impacto en la cualificación de la acción docente.

Esto implica que,  para generar mejores resultados en los desempeños de los estudiantes, sobre todo mejor calidad educativa, es necesario generar procesos que atiendan a necesidades específicas, dentro de contextos diferenciados, pero de una manera integral y sistemática.

4. Formación situada 

En el corazón del programa se encuentra la estrategia de formación situada, que se sustenta en actividades de acompañamiento al maestro y se centra en las problemáticas específicas del aula en torno a los procesos de aprendizaje de los estudiantes. Este componente tiene como finalidad resaltar, valorar y reconocer y cualificar su papel como actor transformador de la calidad educativa. . El propósito de este componente es fortalecer a los docentes por medio del acompañamiento situado y permanente, mediante procesos de formación y acompañamiento de pares en los establecimientos educativos, para enriquecer sus estrategias pedagógicas.

En el corazón del programa se encuentra la estrategia de formación situada, que se sustenta en actividades de acompañamiento al maestro y se centra en las problemáticas específicas del aula en torno a los procesos de aprendizaje de los estudiantes.

La formación situada se estructura en un esquema de cascada, tal como se evidencia en el gráfico 3, en el cual 100 docentes a nivel nacional, seleccionados por méritos, fueron capacitados en aspectos pedagógicos y de liderazgo en la “formación de formadores” para ejercer el rol de formadores. Estos a su vez, acompañan a un equipo de 3.000 tutores que son docentes seleccionados para realizar procesos de formación y acompañamiento a 88.400 docentes de los establecimientos educativos de las 80 secretarías focalizadas.

  • Acompañamiento por pares en sitio
  • Reconocimiento a la excelencia y al liderazgo
  • Aprendizaje continuo

El compromiso de los formadores es formar a los tutores para que ellos, a su vez, realicen estos procesos con los docentes y directivos docentes de los establecimientos educativos de las Entidades Territoriales focalizadas. Asimismo, hacen seguimiento del impacto de las acciones desarrollas en el marco del programa por medio de procesos de evaluación formativa. A su vez, el compromiso de los tutores es seleccionar, diseñar y facilitar oportunidades de aprendizaje contextualizado para los docentes y directivos docentes de los establecimientos educativos que estén bajo su responsabilidad, según las orientaciones y acuerdos establecidos con los formadores, acompañarlos en sus prácticas, haciendo un seguimiento y acompañamiento reflexivo de las transformaciones que se van generando en el diálogo entre la práctica de aula, el saber de los docentes y los tutores, y el conocimiento pedagógico.

  1. Componente de movilización y compromiso

Un componente transversal del PTA está dirigido a generar visibilidad del programa y, en ese sentido, se busca producir interacciones con el entorno educativo nacional, de manera que se generen o fortalezcan alianzas y compromisos que beneficien la sostenibilidad de las estrategias del Programa en los Establecimientos educativos. Con este propósito, se han comenzado a realizar las Ferias Regionales del Conocimiento “Intercambio de Saberes”, configuradas como espacios donde los tutores, los docentes, los directivos docentes, los estudiantes y la comunidad en general, comparten experiencias con diferentes actores del programa, invitados y entidades aliadas.

Los aprendizajes de los estudiantes: el reto actual 

El camino que ha recorrido el Programa Todos a Aprender ha puesto de manifiesto aprendizajes fundamentales para el mejoramiento de la educación colombiana: la coordinación de esfuerzos, la integración de estrategias, la valoración del quehacer del docente y el acompañamiento in situ son la clave para asegurar que el docente, como gestor fundamental del cambio, tanto como el Establecimiento educativo, orienten sus resultados en términos de alcanzar mejoramientos reales en la calidad de la educación que reciben los estudiantes de Colombia.

Los primeros frutos de estos aprendizajes comienzan a divisarse en las evaluaciones censales del 2013. Sin embargo, esta última etapa del proceso diseñado inicialmente, pone el acento sobre el mejoramiento real y significativo de los aprendizajes de los estudiantes. Y es un reto, pues los cambios profundos en educación no se dan de una manera tan rápida. En ese sentido, las Pruebas Saber 2014, tanto como la evaluación de impacto permitirán evidenciar y proyectar acciones, así como generar aprendizajes y conclusiones para el Sistema.

La gran evaluación de este proceso será la forma como esta generación de estudiantes que está creciendo con el Programa en sus instituciones, asuman las expectativas de formación que tendrán en la educación secundaria, con las situaciones propias de su adolescencia y juventud. Allí, se pondrán a prueba muchos de los aprendizajes profundos que logren en su etapa actual y será un reto también para sus instituciones, las cuales, sin duda, querrán llevarse muchas dinámicas del PTA a la siguiente etapa del proceso educativo.

La gran evaluación de este proceso será la forma como esta generación de estudiantes que está creciendo con el Programa en sus instituciones, asuman las expectativas de formación que tendrán en la educación secundaria.

Yinna Paola Higuera

Psicóloga, Magíster en Educación, gerente de desarrollo organizacional y talento humano, gerente de instituciones educativas, experta en gestión y promoción de ONGs, docente investigadora, con amplia experiencia en implementación de proyectos educativos, actualmente Gerente del programa “Todos a Aprender” del Ministerio de Educación Nacional.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button