Aplicaciones para el aulaEdición 9

Los enfoques pedagógicos: una alternativa para la organización curricular de las escuelas

La preocupación generalizada por los bajos niveles de rendimiento mostra­dos por estudiantes de muchas naciones del mundo en los exámenes internacionales como PISA ha llevado a algunos educadores a cuestionar la eficacia de sus proyectos edu­cativos, incluyendo la calidad de la prepara­ción de docentes, los diseños curriculares, los modelos pedagógicos y materiales de trabajo, por mencionar algunos aspectos relevantes. Por otro lado, críticos de las evaluaciones estandarizadas mencionan las marcadas di­ferencias que existen entre los contextos na­cionales, sociales culturales y económicos que indiscutiblemente afectan los resultados obte­nidos de una población multicultural que está muy lejos de ser homogénea.

En el Colegio Americano de Barranquilla, la institución privada más antigua de la región caribe de Colombia, la preocupación por comprender las complejidades que rodean la preparación de estudiantes para las prue­bas nacionales e internacionales condujo a la creación hace más de una década de una cultura para la investigación educativa por parte de maestros y directivos, con lo cual se inició un proceso que, a través de los años, ha arrojado resultados de gran impacto en lo que respecta al aula de clase. Las tres preguntas que han guiado esta investigación son: “¿qué enseñar?, ¿cómo enseñar?” y, por supuesto, “¿por dónde empezar?”

Se inició el trabajo con un diagnóstico que dio lugar a conclusiones muy similares a las de la Comisión Internacional sobre Educa­ción, Equidad y Competitividad Económica en América Latina y el Caribe. En este informe pudimos notar que nos estábamos quedando un paso atrás. PREAL( Programa de Reforma Educativa América Latina, 2001) al referirse a los problemas fundamentales que generan las brechas en la educación en América La­tina, ubicó en primer lugar la ausencia de es­tándares curriculares como una de las causas de este hecho. El informe afirmó que “hasta la fecha, ningún país del hemisferio ha estable­cido, divulgado o implementado estándares nacionales comprensivos, lo que impide que los países cuenten con una percepción clara de dónde están, a dónde quieren ir y cuán lejos se encuentran de la meta deseada”.

Los lineamientos curriculares del Ministerio de Educación que hasta el momento servían de guía para todas las instituciones privadas y oficiales del país se limitan a sugerir directri­ces generales sobre el currículo; quedó claro entonces que era necesario establecer están­dares precisos que mostraran un camino y fi­jaran metas que estuviesen a la par de otros países.

Siendo el Americano un colegio fundado por norteamericanos y con estrechas relaciones con los Estados Unidos, se tomaron como base los estándares sugeridos por la entidad Overseas Schools Advisory Council, la cual desarrolla e implementa los currículos en colegios internacionales norteamericanos. Luego, estos estándares se contextualizaron según la realidad del Colegio Americano de Barranquilla. De hecho, la mayoría de ellos empiezan con la expresión “El estudiante comprenderá…”, y a partir de ese momento, la comprensión como factor clave en el pro­ceso de enseñanza y aprendizaje le dio un giro a la visión y misión educativa de nuestra institución.

El Rector del colegio, Dr. William Schutmaat, viajó a Harvard University donde participó en el curso “Differentiated Instruction”, ofrecido por el Summer Institute. Allí pudo apreciar cómo, dentro de un proceso constructivista, se abordaban los temas del “qué y cómo” utili­zando enfoques conocidos como la Enseñanza para la comprensión (Teaching for understan­ding) y el trabajo en aulas heterogéneas (Diffe­rentiated instruction). Las investigaciones realizadas por expertos reconocidos interna­cionalmente han recogido evidencias signifi­cativas que demuestran que al fusionarse en la planificación y luego llevarlos al aula de clases, los enfoques conjuntos producen un efecto si­nérgico, mejorando sustancialmente la cali­dad en los aprendizajes de los estudiantes.

 

Al volver al país, la Junta directiva del cole­gio aprobó un plan de formación para que un grupo de docentes y directivos adelan­taran los cursos en línea de Enseñanza para la comprensión, ofrecidos por la escuela de graduados en educación de la universidad de Harvard, a través del programa WIDE World. Luego, varios docentes fueron seleccionados para cursar los dos niveles básicos y uno de ellos, el educador Eutimio Hernández fue postulado por Wide para adelantar el curso en línea como tutor del enfoque.

Como es de esperarse, el colegio americano aprovechó esta coyuntura y logró cualificar a todos sus docentes, e iniciar un proceso de organización curricular de gran envergadura. Al estar conscientes de las bondades de la pro­puesta de la Enseñanza para la comprensión (EpC) en cuanto a la organización curricular, la selección de Tópicos generativos, Metas de comprensión, desempeños y criterios para la valoración continua, se entendió que gran parte de la respuesta a nuestra primera pre­gunta, “¿qué enseñar?” se podría ir respon­diendo en la medida en que se avanzaba sobre el proyecto de revisión curricular. La segunda, el “cómo”, hallaría su respuesta en el enfoque de las aulas heterogéneas.

El Colegio Americano, institución de gran tradición educativa, está ubicado precisa­mente en Barranquilla llamada la “puerta de oro de Colombia”. Lugar al que llegaron y siguen llegando inmigrantes de todas partes del mundo; la diversidad cultural que carac­teriza la ciudad se evidencia claramente en sus aulas. Los docentes del colegio, por medio de la comunidad de investigación, empezaron a explorar las múltiples estrategias ofrecidas por la EpC y también aquellas que nos aportan el enfoque de las aulas heterogéneas. La po­blación multicultural del colegio y la ciudad generan la necesidad de contar con recursos y enfoques pedagógicos que puedan resolver los problemas asociados con la diversidad en el aula; los estilos y ritmos de aprendizaje e intereses, entre otros. La educación diferen­ciada reconoce la riqueza de la diversidad y, a través de procesos actualizados, promueve grandes valores y desarrolla múltiples inteli­gencias. Para lograr la claridad institucional en cuanto al “qué y cómo” enseñar, fue nece­sario implementar cambios.

La revisión curricular dio lugar a una planifi­cación que garantiza una organización escolar eficaz, promueve la formación permanente de la comunidad educativa y fortalece procesos de investigación para compartir avances al interior y fuera de la institución. Conscientes de la importancia de los acompañamientos que ameritan estos procesos de innovación pedagógica en las instituciones educativas, pretendemos mantener su sostenibilidad, as­pecto que con frecuencia desaparece por falta de seguimiento y retroalimentación. Por esta razón, el grupo de directivos y docentes del Colegio Americano participan en un ciclo de planificación, evaluación e innovación de ma­nera permanente.

La enseñanza para la comprensión: un marco para la construcción del aprendizaje docente

Al hacer la implementación en el aula del en­foque de la enseñanza para la comprensión EPC, tuvimos muy presente que son muchas las investigaciones que se han adelantado sobre la práctica docente y que revelan, como principal dificultad, la que poseen los maes­tros para diseñar e implementar estrategias de enseñanza pertinentes para que sus es­tudiantes se apropien de un conocimiento acorde con sus expectativas de aprendizajes.

También debemos ser conscientes de que los cambios auténticos que se dan en la práctica educativa no suceden como consecuencia de los decretos o normas legislativas que se pro­pongan en las nuevas reformas en educación, sino porque el docente logre involucrarse de manera reflexiva y crítica en su propio pro­ceso de desarrollo profesional. Por otra parte, los conocimientos previos que se generan en los estudiantes a partir de algunas situaciones planteadas en el aula de clases distan, en la mayoría de los casos, de lo esperado por sus docentes. Regularmente esto sucede cuando no se les da a los educandos la oportunidad de resolverlas de acuerdo con su capacidad de observación y sus experiencias cotidia­nas. A lo expuesto anteriormente, podemos sumarle que las últimas décadas en lo rela­cionado con el campo educativo han estado caracterizadas por el surgimiento de diver­sos enfoques pedagógicos con el propósito de formar a los docentes e intentar conseguir mejores resultados en lo que respecta a la ca­lidad de los aprendizajes de los estudiantes, y se ha puesto el foco, de manera muy par­ticular, en cómo lograr que los estudiantes comprendan y aprendan, mediante diversos recursos, que atiendan principalmente a sus diferencias . Sin embargo, estos esfuerzos aún siguen siendo insuficientes ya que en la mayo­ría de los casos los programas de formación y de innovación tienen poco o nulo impacto en la práctica de la docencia y que, en buena medida, esta situación es debida, no solo a las condiciones de la formación, sino a cómo aprenden los docentes (Fullan, 1982 ).

Atendiendo estas consideraciones, desde que se tomó la iniciativa de implementar la EPC como el enfoque que direccionaría todo el proceso curricular en el colegio americano y apoyado por la enseñanza en aulas hete­rogéneas para fortalecer el desarrollo de los Desempeños de comprensión en los estudian­tes, hemos venido adelantando un trabajo orientado a un proceso de formación docente en el cual se han podido evidenciar cambios significativos en cuanto a sus prácticas profe­sionales que, sin lugar a dudas, los debe llevar a la flexibilidad de la enseñanza y a generar comprensiones más profundas y duraderas en sus estudiantes.

Bibligorafía

  • Blythe, T (2006). La enseñanza para la comprensión. Guía para el docente: Buenos Aires-Paidós.
  • Hernández, Fernando (2000). ¿Cómo aprenden los docentes? Artículo disponible en dialnet.uniroja.es/serviet/articu.
  • López, J(2000). Aprendizaje docente e innovación curricular. Dos estudios de caso sobre el constructivismo en la escuela. Málaga-ediciones Aljibe.
  • Perrenoud, P (2007). Pedagogía diferenciada. De las intenciones a la acción. España-Editorial popular.
  • Stone, M (2005). La enseñanza para la comprensión. Vinculación entre la teoría y la práctica. Buenos Aires-Paidós.
  • Fullan, M (1982). El significado del cambio educativo. Nueva York: Teachers college.
Mostrar más

Eutimio Hernández Martínez

Candidato a Doctor en Ciencias de la Educación en la Universidad del Atlántico. Coach UNO Internacional. Autor del libro Física Divertida y de varios artículos sobre educación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close